Jueves, 23 Noviembre 2017

Rudy Cardozo está en llamas y quiere sepultar al coloso River

Escrito por  EDSON CARRIÓN Sep 13, 2017

El volante tarijeño Rudy Cardozo goza de uno de sus mejores momentos futbolísticos dentro de su carrera y quiere seguir haciendo historia de la mano de un encendido Wilstermann que viene derribando ‘gigantes’

y ahora planean sepultar al coloso River Plate en “el partido del año” a jugarse este jueves por el cotejo de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores.
En toda Bolivia y principalmente en Cochabamba solo se respira el aroma a Copa Libertadores y el único tema que acapara la atención es el cruce entre aviadores y Millonarios que se producirá este jueves a partir de las 20.45 en el estadio Félix Capriles.
Justamente para hablar sobre “el partido del año” para Wilstermann, la palabra autorizada la tiene el tarijeño Rudy Cardozo, quien llegó a principios de este año a filas aviadoras y con el correr de los partidos se transformó en uno de los pilares del cuadro cochabambino y con su zurda ‘endiablada’ quiere hacer pasar una mala noche a la portería de River Plate que estará custodiada por el experimentado arquero Germán Luz, que no viene teniendo un buen momento.
El País:    Empecemos desde el inicio de este nuevo ciclo en tu carrera. ¿Cómo se dio tu llegada a Wilstermann?
Rudy Cardozo:    Los dirigentes de Wilstermann tenían interés en mí desde hace mucho tiempo atrás, pero en ese momento yo tenía contrato con Bolívar.
Pero finalmente se dio la posibilidad a principios de este y Bolívar decidió prestarme por medio año y ahora tengo un contrato por un año con Wilstermann (finaliza en diciembre).
EP:    ¿Fue difícil salir de Bolívar, te hubiera gustado quedarte?
RC:    Si, me hubiera gustado (quedarme en Bolívar), pero fue una decisión de ambos y al final llegué a un buen acuerdo con Wilstermann.
EP:    ¿En ese momento llegaste a tener otras ofertas aparte de Wilstermann?
RC:    Si, tenía dos ofertas del fútbol extranjero, pero esas negociaciones iban a demorar y luego apareció lo Wilstermann y no dudé en venir para acá, porque la dirigencia en ese momento tenia un proyecto ambicioso para la Copa Libertadores.
EP:    ¿Qué fue lo que te convenció para aceptar la propuesta de Wilstermann?
RC:    Desde cuando estuve en Bolívar me gustaba Wilstermann, porque es un club que tiene una historia rica en el fútbol boliviano y que siempre contrató jugadores de buena calidad.
Pero obviamente lo que me atrajo fue jugar la Copa Libertadores y el proposito mío era venir a hacer historia y estamos en ese camino.
EP:    ¿Cómo fueron tus primeros días en el equipo?
RC:    Fueron muy buenos. Desde el primer día empecé a entrenar bastante duro y a tratar de adaptarme a lo más rápido posible al funcionamiento del equipo.
También me favoreció que en el club hubiera compañeros que estuvieron conmigo en Bolívar (Miguel Suárez, por citar algunos) y ellos me dieron una mano para adaptarme.
EP:    ¿Fue una adaptación fácil o complicada?
RC:    Fue un poco complicada porque en ese momento en mi puesto había jugadores que estaban en un nivel muy alto y tuve que redoblar esfuerzos para ganarme un lugar.
El equipo tiene jugadores de mucha calidad y aún seguimos disputándonos el puesto en el medio sector, pero la decisión la toma el técnico y nosotros solo trabajos para tener una oportunidad.
EP:    ¿Qué es lo que más extrañas de La Paz y Bolívar?
RC:    Se extraña muchas cosas. Empezando desde la familia, los amigos, los ex compañeros en Bolívar, entre otras muchas cosas. Pero acá (Cochabamba) estoy muy cómodo, el club me trata bien y estoy tranquilo y seguiré mirando para adelante y si se da de volver algún día a Bolívar, pues espero que sea de la mejor manera.
EP:    Cuándo el equipo se terminó de armar. ¿Lo veías como candidato a ser protagonista en la Copa Libertadores?
RC:    Si, porque sabíamos lo que se contrató y que todo ese esfuerzo era para conseguir grandes objetivos.
Y si bien en el primer torneo de la Liga, no nos fue bien, pero en la Copa Libertadores era lo contrario.
Pero por fortuna esos males quedaron atrás y en la actualidad en ambas competencias nos está yendo bien y considero que ahora nos conocemos mucho mejor que antes y nos complementamos mejor en el juego en conjunto y creo que eso es importante y ahora debemos mantener esa línea y seguir en la punta.
EP:        ¿Ustedes tenían la seguridad que podían hacer historia en está Copa Libertadores?
RC:    La verdad que sí, porque confiábamos en nosotros mismos y tal vez por lo mal que no nos iba bien en el torneo local, la gente no creía que nosotros podíamos llegar a esta instancia de la Libertadores.
Nosotros sacamos fuerza desde abajo para pelear ambas competiciones y en ese momento (complicado) fue donde más unión tuvo el grupo y crecimos como equipo y en Cochabamba se ganó a grandes rivales y nuestra casa siempre la hicimos respetar.
Nosotros estábamos seguros de que podíamos lograr algo importante. Tenemos excelentes jugadores y nuestro objetivo fue aspirar a llegar a la siguiente ronda de la Copa y luego a cuartos y ahora tenemos la oportunidad de jugar con River Plate y la premisa es seguir haciendo historia.
EP:    Justamente en el debut con Peñarol no fuiste de la partida, pero ingresaste en el complemento y marcaste un gol. ¿Crees que ese momento de marcó para ganarte un espacio en el equipo titular?
RC:    Es verdad, en ese partido no entré desde el inicio e ingresé en el segundo tiempo y ese espacio lo aproveché y tuve la oportunidad de marcar un gol de penal y a partir de ahí agarré mucha más confianza, no paré y seguí trabajando duro para seguir ganándome la confianza del cuerpo técnico.
Además con la partida de Thomaz Santos (transferido al San Pablo de Brasil) dejó un espacio y sabíamos que perdíamos un jugador importante, pero el equipo encontró los jugadores para ocupar ese vació y pudimos mantener la línea de juego.
EP: ¿En qué magnitud se sintió la ausencia de Thomaz Santos y cómo se lo reemplazó a este jugador?
RC:    Obviamente se sintió al principio la ausencia de Thomaz, porque es un jugador que marca la diferencia y se merecía esa oportunidad de jugar afuera.
El espacio de Thomaz fue ocupado con el resto de los compañeros y que me incluye a mí más. Además no le dimos mucha importancia a la salida de Thomaz y el equipo se concentró en los objetivos que tenía en ese momento.
EP:    ¿Qué explicación encontraron para responderse del por qué les iba bien en la Copa y no así en el torneo local?
RC:    Creo que en ese momento atravesamos una seguidilla de partidos y por lo tanto se armaba un equipo mixto para afrontar los partidos locales y algunos titulares nos teníamos que cuidar para la Copa Libertadores y se viajaba con jugadores juveniles que recién iban a debutar y el tener un plantel corto nos llegó a complicar mucho.
Pero ahora tenemos una plantilla para pelear la Liga y la Libertadores, porque ahora contamos con dos equipos competitivos.
EP:    A causa de esa mala campaña el equipo fue muy reprochado por la afición.  ¿Cómo se sintieron en ese momento?
RC:    Nosotros solo mirábamos para adelante, porque sabíamos que podíamos hacer historia y en ese momento ya solo pensábamos en la Libertadores.
En el torneo local llegamos a hacer buenos partidos, pero no podíamos convertir los goles y el rival si los hacía y terminábamos cayendo.
Después del partido con Atlético Mineiro sentimos que tenemos equipo para pelear grandes cosas y eso está reflejado en el torneo local y eso debemos mantenerlo.
Las críticas hay que tomarlas con calma y asimilarlas de la mejor manera.
EP: Justamente en ese momento el cuerpo técnico era muy cuestionado por la afición y ustedes fueron los primeros en respaldarlo. ¿Qué importancia tiene para el equipo el entrenador Roberto Mosquera?
RC:    El profe (Roberto Mosquera) es un entrenador muy inteligente y nosotros confiamos en el trabajo del cuerpo técnico y hemos tratado de pelear los partidos de la mejor manera y si bien a principio de año no se dieron los resultados en el torneo local, pero nosotros siempre estamos apoyando al profe.
Para mí el profe es una persona inteligente y que sabe muchas cosas y en la Copa Libertadores él manejó muy bien los partidos.
El profe Mosquera sabe cómo jugar al rival ya sea de local o visitante. Estudia a los rivales y a nosotros nos motiva y enseña muchas cosas.
EP:    ¿Te sientes identificado con el estilo de juego que práctica Mosquera?
RC:    Si, me siento identificado con el estilo de juego que práctica el profe. Además desde que llegué al club gracias a Dios subí mi nivel.
En el puesto que estoy jugando me está yendo bastante bien y estoy muy contento por eso.
EP:    ¿Te sientes cómodo jugando de enganche?
RC:    Me siento a gusto jugando de enganche porque tengo más libertad para moverme, ya que me gusta encarar o hacer paredes con mis compañeros y de igual forma llegamos con más gente al ataque.
Creo que igual estoy defendiendo bien y trato de colaborar a todos mis compañeros y además me siento bien física y mentalmente.
Sea el puesto que me toque, de igual forma voy a dejar todo en la cancha.
EP:    ¿Cuál fue el partido que te marcó en Wilstermann?
RC:    Es difícil (sonríe). Creo que fue con Atlético Mineiro en Cochabamba donde hicimos un gran partido y el equipo jugó bien y tuvo varias posibilidades de marcar más goles y personalmente me sentía muy contento porque le ganamos a un equipo que tenia una plantilla económicamente mucho más elevada que la nuestra, pero nuestro mérito es que confiamos en nosotros mismos.
EP:    ¿Cuál fue la clave para superar la fase de grupo y luego eliminar a Atlético Mineiro?
RC:    Éramos conscientes del esfuerzos que se hizo para armar un plantel competitivo y nosotros nos reunimos para analizar eso y derrotamos a equipos grandes.
Lo más importante fue que en casa pudimos ganar los tres partidos y así conseguimos la clasificación y lo propio pasó con Atlético Mineiro que ganamos en casa (1-0) y en Brasil supimos defendernos muy bien.
EP:    ¿Cómo te imaginas el partido con River?
RC:    Con seguridad va ser un partido bastante duro, pero nosotros tenemos que doblegar su defensa y marcar los goles que se pueda.
No podemos desaprovechar esa oportunidad que tenemos de jugar en casa y ojalá Dios quiera que logremos un resultado que nos permita ir más tranquilos a Buenos Aires.
EP:    ¿Cómo se debe plantear el partido con River?
RC:    Tenemos que plantear un partido inteligente, seguramente los primeros minutos serán de muchas ansias y eso lo tenemos que saber controlar.
Nosotros tenemos que estar bien concentrados, debemos tener el control de la pelota, no debemos dejar que ellos realicen su juego, ya que tienen jugadores muy desequilibrantes.
EP:    Eres uno de los jugadores con buen remate de larga distancia. ¿Cómo puedes sacar ventaja de esa cualidad, teniendo en cuenta que los arqueros de River no pasan por su mejor nivel futbolístico?
RC:    Sabemos que les cuesta un poco a todos los arqueros que vienen a jugar a Cochabamba y nosotros debemos aprovechar eso.
Hay varios compañeros que tienen un buen remate de larga distancia, como Fernando Saucedo, Cristian Machado, “Pochi” Chávez; entre otros, por lo tanto debemos aprovechar ése potencial y patear de media distancia, ya que ellos no están acostumbrados a jugar acá y es otra la velocidad que toma el balón.
EP:    En estos días previos al partido ¿Qué es lo que se dicen entre ustedes en la intimidad del vestuario?
RC:    Que estemos tranquilos durante el partido y que sea una motivación tener un estadio lleno. No todos los días se juega con River y debemos estar motivados y no dejarnos llevar por la ansiedad y eso debemos meternos en la cabeza.
EP:    River se quedó sin sus delanteros estrellas. ¿Crees que ellos perdieron fuerza en ataque sin la presencia de Lucas Alario y Sebastián Driussi?
RC:       River seguirá teniendo el mismo potencial ofensivo, ya que (Ignacio) Scocco es un jugador que trajeron como refuerzo  y él es un delantero muy experimentado y nosotros debemos estar concentrados en defensa para neutralizar a estos jugadores.
EP:    Si en el partido hay un tito libre o un penal. ¿Rudy Cardozo tomará el balón para ejecutar la falta?
RC:    (Sonríe) Hay una lista de pateadores para los tiros libres como en los penales. Obviamente si me toca patear un penal, estaré bien concentrado para ejecutarlo.
Y si hay un tiro libre por la izquierda, seguramente lo patearé.
EP:    ¿Qué debilidades observaron de River?
RC:    Me imagino que ellos estarán bien parados en la cancha y nosotros debemos aprovechar las bandas ellos, ya que en ese sector es donde dejan un poco de espacio al igual que en el medio campo.
Pero nosotros más nos preocupamos por cumplir nuestro estilo de juego y presionar al rival que será fundamental.
EP:    Gilbert Álvarez viene dulce con los goles. ¿El objetivo es hacerle llegar la pelota para que él las transforme en gol?
RC:    Gilbert es un gran delantero y en estos últimos meses se le abrió el arco y sabemos que tenemos que aprovechar el momento que esta pasando y tenemos que darle muchas pelotas para que pueda marcar.
Además es un jugador bastante inteligente y nosotros le vamos ayudar desde atrás para que pueda marcar.