Jueves, 19 Octubre 2017

“Jugamos el partido de nuestras vidas y lo demostraremos dentro de la cancha”

Escrito por  EDSON CARRIÓN Sep 20, 2017

“Nosotros lo tomamos como el partido de nuestras vidas. Este grupo tiene hambre de gloria y trataremos de demostrarlo en el campo de juego”.

Arrancó la entrevista un encendido y motivado Gilbert Álvarez, quien junto con el resto de la tripulación aviadora ya se encuentran en suelo bonaerense y el jueves (18.15) intentarán hacer historia y enmudecer el estadio Monumental cuando enfrenten a River Plate en busca de acceder a las semifinales de la Copa Conmebol Libertadores.
Wilstermann partió este martes a Buenos Aires con las maletas cargadas de optimismo y con la seguridad de ratificar lo hecho en Cochabamba y así acceder a las semifinales del certamen más importante a nivel sudamericano.
Recordemos que el cuadro aviador lleva en su espalda una ventaja de tres goles que obtuvo en el partido de ida que se celebró el pasado jueves 14 de septiembre y que por lo tanto obliga a que River redoble esfuerzos para lograr la remontada en un estadio que estará llenó en su máxima capacidad.
Justamente uno de los verdugos del cuadro “Millonario” fue el delantero cruceño Gilbert Álvarez  (25 años), quien goza de un momento pletórico y volvió a ser aquel temible delantero que brilló en el Campeonato Sudamericano Sub-17 realizado en Chile el año 2009, donde Bolivia estuvo cerca de llegar a una cita mundialista y el actual delantero aviador fue una de las principales figuras al igual que Samuel Galindo, por citar algunos.
Álvarez lleva tres goles en la Copa Libertadores y desde hace varias fechas atrás viene en sintonía con las redes y ese buen momento también lo reflejó en la Selección Boliviana tras marcarle a Perú en la derrota por 2-1 y precisamente el fornido delantero de 25 años habló en la previa del partido y dejó varios titulares relacionados al duelo con River, pero también recordó momentos de su infancia y obviamente lo que fue aquel exitoso Sudamericano.
El País:    ¿Cómo lo asimilan este crucial partido?
Gilbert Álvarez:    Nosotros lo tomamos como el partido de nuestras vidas.
Sabemos que nos jugamos el pase a una semifinal de Copa Libertadores.
Quizá nunca fuimos los favoritos en el torneo, pero estamos dando la sorpresa.
Estamos yendo con la misma mentalidad y ambición que tuvimos en Cochabamba.
Queremos seguir haciendo historia. Este grupo tiene hambre de gloria y trataremos de demostrarlo en el campo de juego.

EP:    ¿Se imaginaron que llegarían a conseguir un triunfo abultado?
GA:    La verdad que no, pero uno siempre cuando entra a la cancha quiere ganar y la idea nuestra era no guardarse nada y tratar de ser contundentes y al final lo fuimos.
Ahora el jueves tenemos otro partido complicado donde tenemos que correr el doble para poder pasar la serie.

EP:    ¿Qué tipo de partido de imaginas el jueves?
GA:    Me imagino un partido similar al que fue con Atlético Mineiro (en Brasil), porque River es un buen equipo, lo demostró en Cochabamba, donde en algunos pasajes del partido jugó bastante bien y no lo vamos a negar eso.
Ellos son un equipo bien trabajado y pienso que nos tratarán de presionar desde el minuto inicial en busca de la apertura del marcador.
Por lo tanto nosotros debemos estar concentrados en cubrir todos los espacios y debemos ser certeros en las ocasiones que lleguemos a tener.

EP:    ¿En el partido de ida, percibiste que los jugadores de River les subestimaron?
JA:    Más que todo nos subestimó el periodismo argentino. Ellos hablaron demasiado antes de jugar y lo ven a River en las semifinales sin ni siquiera haber jugado el partido.
Nos subestimaron bastante, quizás nos menospreciaron. Pero este grupo esta dando sorpresas en la Copa, pero aún tenemos 90 minutos complicados por jugar, pero que tampoco es imposible de lograr el objetivo de instalarse en la siguiente fase.
Por nuestra parte, trataremos de hacer un partido inteligente para traernos la clasificación.
 
EP:    Todos esos comentarios incoherentes de la prensa Argentina. ¿Les llegó a causar un efecto de motivación?
GA:    No, porque nosotros ya llegábamos motivados al partido. A nosotros nos es indiferente todo lo que diga la prensa Argentina. Ellos se creen los mejores sin serlo.
Sabemos el ego de los argentinos y al margen de ello, nosotros éramos conscientes que teníamos que hacer nuestro partido y este grupo tiene mucha hambre de gloria y esa es la principal motivación que tenemos y para hacer historia hay que ir paso a paso.
River es un buen equipo, pero también tiene sus falencias y nosotros las desnudamos en el partido de ida y sabemos que les cuesta marcar en los balones aéreos al igual que en el mano a mano.

EP:    En River hablan que será clave marcar un gol en los primeros minutos. ¿Qué harán ustedes para contrarrestar la ofensiva de los argentinos?
GA:    Para evitar que nos hagan daño, nosotros debemos tener el control de la pelota, ser inteligentes al momento de transportarla y aguantar la precisión de ellos para que no nos conviertan un gol en los primeros minutos.

EP:    En la actualidad eres la sensación del fútbol boliviano. ¿Cómo vives este momento de tu carrera?
GA:    Con mucha humildad y tranquilidad, porque sé que puedo dar mucho más todavía.
Este es el comienzo de un trabajo que vengo teniendo desde hace años y en cada partido trato de disfrutarlo.
Por ejemplo el duelo con River ingresé e hice mi partido, traté de hacer bien las cosas y de disfrutarlo, porque no todos los días se juega esta clase de compromisos.
Las cosas nos están saliendo bien, tanto en lo grupal e individual y en la Selección gracias a Dios me fue bien y con Perú pude marcar mi primer gol en un partido de Eliminatorias Sudamericanas.

EP:    Al principio cuando llegaste al equipo el titular era Gabriel Ríos. ¿Cómo hiciste para ganarte un espacio en el XI?
GA:    Es verdad eso. Me costó bastante ganarme un espacio entre los titulares, ya que había muchos delanteros y quizás yo era una de las últimas opciones del profe (Roberto Mosquera).
En ese momento llegué a estar como un mes y medio sin ser convocado entre los 18 jugadores.
Pero me preparé de la mejor manera, sabía que una chance iba a tener y no debía desperdiciarla y por mi parte trabajaba a consciencia y en algunas oportunidades entrenaba solo a doble turno.
Esos aspectos son los que motivan a seguir adelante y además yo tenía la mentalidad de que en algún momento tendría una oportunidad y así fue, ya que el profe me dio la chance de jugar la Copa Libertadores y me sentía preparado y gracias a Dios pude hacer bien las cosas tras anotar un gol (ante Atlético Tucumán) y creo que ahí fue en puntapié inicial para arrastrar esta racha goleadora.

EP:     ¿En qué partido se dio ese puntapié inicial que mencionaste?
GA:    Fue con Atlético Tucumán en Cochabamba. En ese partido ingresé en el segundo tiempo y en mi mente solo pedía que me den 20 minutos para demostrar que estaba para jugar.
Gracias a Dios se cumplió y entré al partido en el que estábamos perdiendo 1-0 y en la primera pelota que toque, logré convertir el gol del empate tras un cabezazo y posteriormente le dimos vuelta el marcador.
Yo sabía que ese momento iba a llegar, me sentía preparado para jugar y desde ese partido fue en donde di el puntapié inicial para llegar a este momento.
Pero esto hay que sostenerlo con trabajo día a día y no hacerse fama de la circunstancia  y seguir siendo la misma persona que era cuando no jugaba.

EP:    ¿Qué tipo de delantero te caracterizas?
GA:    (Sonríe) la verdad no soy un jugador muy técnico. Me caracterizo por tener potencia y velocidad en las pelotas largas, porque no soy mucho de hacer gambetas.
Soy un delantero más frontal. Lo mío es rematar al arco sin pensar mucho y cuando tengo un espacio siempre busco definir.
Siempre trato de hacer lo más simple cuando estoy en el área, no me gusta estar con vueltas y cuando encuentro un espacio tengo que definir lo más rápido posible.

EP:    Maidana y Pinola no atraviesan por su mejor nivel. ¿Cómo puedes aprovechar esas falencias defensivas?
JA:    Con mucha velocidad, porque en el partido de ida se notó bastante que les cuesta en el mano a mano y en las pelotas largas.
Pero por otra parte la virtud de ellos es que siempre tratan de anticiparse a la pelota, son muy inteligentes en ese aspecto.

EP:      La prensa Argentina repite constantemente que ustedes son un equipo que les gusta jugar al contragolpe. ¿Tienen razón en esa apreciación?
GA:    Ese es un punto de vista de ellos. Por nuestra parte nosotros siempre intentamos salir desde nuestro arco con el balón dominado y nosotros los delanteros debemos ser intensos en zona ofensiva y sobretodo certeros en la definición.
Seguramente River desde el primer minuto nos intentará meter contra nuestro arco y para ello descuidarán un poco la línea defensiva  y es ahí donde nosotros debemos ser inteligentes para aprovechar esas situaciones.

EP:    ¿Les sienta bien jugar al contragolpe?
GA:    No sé si nos sienta bien jugar al contragolpe, pero si nos está dando resultados.
El partico de ida con River se dio de esa manera, ya que ellos también jugaron bastante bien y no hay que quitarles el mérito.
No es que nosotros nos metamos contra nuestro arco, ellos te meten atrás y en Cochabamba pasó eso y gracias a Dios tuvimos la fortuna de agarrarlos mal parados.
Además vimos algunos partidos de ellos y sabíamos que les costaba volver rápido y ojalá que el jueves podamos hacer lo mismo y estemos finos en la definición.

EP:    Por la buena campaña internacional que vienes desempeñando, seguramente varios empresarios te siguen. ¿Te ves en el fútbol del exterior para el 2018?
GA:    Sólo sé que si quiero salir al extranjero, tengo que seguir trabajando al máximo, partido tras partido, porque el anterior cotejo ya quedó en las estadísticas y por lo tanto el día jueves tengo que demostrar que estoy para salir al fútbol del exterior.

EP:    De darse tu salida al fútbol extranjero. ¿Esto sería una revancha para usted?
GA:    Un jugador siempre sueña con jugar fuera de su país. Quizás cuando me tocó salir hace tiempo (Cruzeiro - Brasil), en ése momento fue una etapa de mi vida donde no estaba maduro como lo estoy ahora y si hoy me llega esa oportunidad; me siento preparado, maduro y con ritmo futbolístico importante.
Pero vamos a esperar, por ahora solamente estoy concentrado en Wilstermann con el que tengo contrato y si sale algo será bienvenido, pero siempre y cuando sea beneficioso para mi persona y el club.

EP:    Retrocedamos en la máquina del tiempo y vayamos al Sudamericano Sub-17 (2009) en el que Bolivia estuvo cerca de llegar al Mundial y usted con Samuel Galindo era uno de los estandartes. ¿Qué recuerdos le trae ese torneo?
GA:    Me trae muchísimos recuerdos, porque estuvimos a un gol de llegar al Mundial y fuimos un grupo que se preparó un mes y enfrentamos a selecciones que tenían más de un año de trabajo.
Ese Sudamericano me trae lindos recuerdos. Tengo los videos de ese torneo y cuando tengo tiempo los veo, porque son cosas que te marcan en la vida y también el futuro futbolístico. Esos recuerdos los llevo en el corazón.         

EP:    De ese Sudamericano. ¿Qué compañeros se mantienen jugando a nivel profesional?
GA:    Quedan pocos. Uno de ellos es Romel Quiñónez (arquero de Oriente Petrolero) que era el segundo arquero (de la Selección Sub-17), también esta Rodrigo Borda (lateral derecho – Universitario de Sucre), después Samuel Galindo (volante- The Strongest), Leonardo Toco (defensor - San José), Diego Suárez (volante - Oriente Petrolero) y otros que juegan en la Copa Simón Bolívar.
Esa selección fue un grupo lindo donde nos tratábamos como hermanos y en oportunidades tratamos de juntarnos.

EP:    ¿Qué fue de la vida de Gilbert Álvarez luego del Sudamericano?
GA:    Luego del Sudamericano me fui a Brasil para jugar en el Cruzeiro, pero desafortunadamente no tuve la oportunidad de jugar y tuve que volver.
De ahí me fui al Tigre donde no me fue bien y tuve que salir. Luego pasé a Guabirá y durante un tiempo estuve lesionado y me perdí más de nueve meses sin jugar.
Luego me costó volver a jugar y posteriormente encontré mi oportunidad en Real Potosí y gracias a Dios pude volver con gol y mostrarme nuevamente y eso me dio la posibilidad de llegar a Wilstermann.
Fueron circunstancias duras las que viví para llegar a este momento y por lo tanto no me conforme de lo que estoy haciendo. Yo siento que puedo dar mucho más y seguiré redoblando esfuerzos para alcanzar los objetivos.

EP:    ¿En ese momento complicado se le pasó por la mente en dejar el fútbol?       
GA:    Sí, obviamente, porque cuando las cosas no andan bien, uno trata de buscar otro camino.
Esa etapa de mi vida fueron momentos bastante duros y justo me encontraba en el momento que iba a nacer mi hija y estaba sin jugar y lesionado nueve meses.
Pero siempre digo que la llegada de mi hija fue lo que cambió todo, porque me cambió el chip, fue mi motivación para salir adelante.
Quizá si ella no hubiera nacido, en este momento ya no estaría jugando al fútbol, porque ya lo habría dejado.
Por lo tanto soy un privilegiado. Dios me mandó ese regalo, esa motivación para salir adelante y de ahí en adelante las cosas salieron bien.

EP:    ¿Se puede decir que Real Potosí fue donde se dio tu resurrección en el fútbol boliviano?
GA:    Yo creo que la clave fue agarrar ritmo de competencia, porque antes jugué el Nacional B con Unión Maestranza (La Paz) y ahí realicé una buena campaña y logramos acceder al hexagonal y ahí fue cuando se me abrieron las puertas para ir a Real Potosí.
Por esa buena campaña que hice con Maestranza hizo que Real Potosí se fijara en mí y ahí agarré bastante ritmo futbolístico llegando a marcar varios goles y de paso jugar la Copa Sudamericana donde también pude marcar.
Mi resurgimiento fue en Maestranza donde pude agarrar ritmo futbolístico.

EP:    En tus festejos de gol, en tu remera está escrito Dios es fiel. ¿Qué significado tiene Dios en tu vida?
GA:    Mucho, porque Dios llegó en un momento complicado de mi vida. Las cosas no me salían de la mejor manera en Wilstermann, porque estaba con pie y medio fuera del equipo, estuve apunto de irme del club y llegaron personas a mi vida que me hicieron ver el significado que tiene Dios en la vida.
Porque si uno cree en él y hace todo lo que está en la Biblia, las cosas cambian y así sucedió.
La verdad que es algo asombroso para mí y que nunca en mi vida me había pasado, por eso todos los goles que marco los dedicó a Dios.

EP:    En la actualidad eres uno de los jugadores más coreados por la afición y muchos niños juegan a ser Gilbert Álvarez. Qué mensaje le das a toda la niñez y juventud que se identifica con tu fútbol.
GA:    Que sigan trabajando en busca de sus sueños. Lo importante es perseverar, quizás puede haber momentos que uno puede decaer y es ahí donde uno tiene que ser fuerte y con la ayuda de Dios todo es posible en la vida.
Cuando uno escoge la profesión de fútbol, hay que ser disciplinados y se tiene que resignar muchas cosas. En la vida todo cuesta, nada es fácil, solo hay que ser perseverante que todo tiene su recompensa.

EP:    Hoy los niños se identifican con usted.  ¿Gilbert Álvarez con que jugador se comparaba?
GA:    La verdad cuando era niño yo le seguía mucho al “Fenómeno” Ronaldo, miraba bastantes videos de él. Llegaba de entrenar y ponía el DVD para ver las jugadas de él y en oportunidades tenía que pelear con mi hermano para que me preste el DVD. (sonríe).
De Ronaldo trataba de copiar su forma de definir, sus gambetas y recuerdo que le pedía al entrenador de la Tahuichi (academia de fútbol en Santa Cruz) que me prestará el DVD (de Ronaldo), porque a veces no tenía el dinero para comprarme y en los entrenamientos trataba de aplicar las jugadas que veía de Ronaldo.

EP:    Relátanos tus inicios en el fútbol.
GA:    Comencé a jugar desde los seis años en la escuela de fútbol de Destroyers. Ahí me inicié siendo arquero (sonríe) y jugué en ese puesto hasta los nueve años.
De ahí pasé a la Academia Tahuichi Aguilera donde ya empecé a jugar como delantero y estuve hasta mis 18 años. Mi formación la terminé en Brasil y de ahí tuve que volver a Bolivia.

EP:    ¿Usted proviene de una familia acomodada económicamente o es lo contrario?
GA:    No, vengo de una familia muy humilde de donde somos 13 hermanos de los cuales 9 son hombres y 4 mujeres.
A mí padre le costó bastante correr con los gastos porque éramos muchos y lo propio a mí mamá, así que en ese aspecto yo trato de darle lo mejor a ellos porque mis papás me daban hasta lo que no podían y siempre estaré agradecido con ellos porque hicieron posible para que sea un jugador profesional.

EP:    ¿En qué momento de su niñez se dio cuenta que podía ser futbolista?
GA:    Desde siempre, porque lo soñaba en todo momento y desde que empecé a jugar a la pelota siempre quise ser jugador profesional.
Siempre soñé con jugar en la Liga. De igual forma todo un tiempo soñé lo que me pasó el jueves (marcar un gol en los cuartos de final de la Copa Libertadores).
El jugar con un estadio lleno y marcar un gol que se lo dediqué a mi padre que estaba en la tribuna, fue un sueño cumplido y que también lo era de mi padre y por eso lo traje de Santa Cruz y mi motivación estaba muy elevada y gracias a Dios pude cumplir ese anhelo.

EP:    ¿A tus padres les costaba mucho para juntar el dinero y comprarte el material deportivo?
JA:    Costó bastante. Por ejemplo mi papá me compraba zapatos para ir al colegio y yo entrenaba con esos y a veces se rompía y lo tenía que llevar al zapatero más de 10 veces, porque los tenía que hacer durar, ya que no teníamos la posibilidad de comprar mucho y solo era un par y con ése iba al colegio y entrenaba.
Costó bastante, pero los frutos siempre salen.

EP:    ¿Qué le dices a todo Bolivia que está a la expectativa de ustedes?
GA:    Nosotros vamos a dejar todo en la cancha, trataremos de ser un equipo intenso.
Dejaremos el nombre de Bolivia en alto, porque se dijeron muchas cosas de nuestro país, que no podíamos ganar una Copa Libertadores, que no teníamos la capacidad de ganar a un equipo argentino.

EP:    Precisamente sobre esa línea. Cristian Machado les reclamó en vivo a los periodistas de Fox Sports. ¿Usted le hubiera dicho lo mismo y que le diría a la prensa Argentina en este momento?
GA:    Les diría lo mismo que dijo Cristian (Machado), porque la verdad ellos se creen mucho sin ser nada.
Además a Cristian le felicitamos todos, porque era lo correcto, ya que había unos periodistas (Fox Sports) que dijeron que River llegaba ganando 4-0, antes de jugar el partido.
Eso molesta un poco y le tocó a Cristian y estuvo bien en reclamar y si me toca a mí; también les diría que en Bolivia se juega al fútbol y mejor que en Argentina.
Nosotros estamos enfocados en el partido y luego hablaremos, porque nosotros primero actuamos a lo contrario de ellos que hablan mucho.

Lo más leído hoy