Los sobornos en Conmebol tenían nombres de autos

Escrito por  AGENCIA Nov 21, 2017

Tremenda revelación: un empleado de Full Play contó que los Jinkis le ponían apodo de automóviles a los presidentes de las Federaciones para pagar las coimas.

Esta vez las revelaciones no las tiró el empresario argentino Alejandro Burzaco, ex CEO de Torneos, sino Santiago Peña, ex empleado de la empresa Full Play, de Hugo y Mariano Jinkis. Dio detalles muy fuertes en el juicio que se les sigue por corrupción en el FIFA-gate en la Corte de Brooklyn a Juan Angel Napout, ex presidente de la Conmebol; Manuel Burga, ex titular de la Federación Peruana de Fútbol, y José María Marin, ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol.
Full Play se dedicaba a la venta de derechos de comercialización de eventos deportivos, y como tal se encargaba de los torneos de la Conmebol. Los dos Jinkis, padre e hijo, fueron detenidos en 2015 cuando explotó el escándalo de corrupción y luego fueron liberados a la espera de un juicio de extradición a Estados Unidos, aunque tienen prohibido salir del país.
Peña contó hoy cómo se desarrollaba la red de pago de sobornos que incluyó a los tres imputados. Y lo gracioso fue que soltó que los dirigentes de las diferentes Federaciones recibían como apodo el nombre de autos. Esto, por una orden que le dieron los Jinkis, que no querían que fueran identificados por sus iniciales, sino con un nombre clave, por cuestiones de seguridad. Así, Carlos Chávez, de la Federación de Bolivia, fue Volkswagen; Rafael Esquivel, de la Federación Venezolana, fue Benz; Luis Chiriboga, de Ecuador, fue Toyota; Napout pasó a llamarse Honda; Burga fue Fiat; el colombiano Rafael Bedoya, Flemic; el chileno Sergio Jadue, KIA: y José Luis Meiszner, una de las manos derecha de Julio Grondona, se llamó Peugeot.
Peña les había entregado los documentos a las autoridades estadounidenses poco después de la redada en Suiza, de 2015, cuando estalló el escándalo. Por eso los fiscales tenían toda esta información para cuestionarlo.
Además, Peña dijo que Honda (Napout) quería que le pagaran en efectivo. Entonces, un cambista llevaba el cash a la oficina.
Los fiscales le preguntaron a Peña por un pago de un millón de dólares a Honda por la Copa América del 2015. Y ahí fue que vieron un registro que decía entradasPM, de 10.000 dólares. Entonces, el ex empleado de Full Play. Y Peña dijo: “Entradas es tickets en español y PM significa Paul McCartney”. Es que el paraguayo, fanático del artista, también recibió invitaciones para un recital.
Además, la jornada contemplaba una declaración de Burzaco por el gesto que le había hecho Burga. Los fiscales lo habían interpretado como una amenaza, pero los abogados del peruano argumentaron un problema en la piel por la que el ex dirigente se había rascado el cuello. Por lo que Burzaco acordó dejar de lado el tema.