Padres: App de control parental no es una invasión a la privacidad

Escrito por  YENNY ESCALANTE F./EL PAÍS EN Dic 26, 2017

Una nueva aplicación para celular para el control parental será puesta en vigencia de forma gratuita desde febrero del 2018 en Tarija. Esta app permitirá a los padres verificar los contactos de sus hijos, las páginas web que visita, incluso podrá conocer la ubicación en tiempo real del niño o adolescente. Los tutores no consideran que esta sea una invasión a la privacidad de sus hijos y más bien están seguros que es un método que brinda seguridad.

La app fue creada por un estudiante de la Universidad Privada Domingo Savio, tiene múltiples funciones y será parte del proyecto Ciudad Inteligente del Gobierno Municipal de Cercado. Podrá ser instalado en el celular de los menores de edad y no será nada fácil borrarlo.
Pero no sólo servirá para el control, sino también para que los niños puedan pedir ayuda tan solo al agitar su móvil tres veces seguidas. Así se activa un “botón de pánico” y los padres pueden acudir inmediatamente.
El País eN hizo un sondeo a padres e hijos, quienes no coincidieron en sus respuestas, pues mientras unos se alegran por esta innovación tecnológica, otros señalan que en cierta manera es una invasión a la privacidad.

Positivo
La mayoría de los entrevistados estuvieron de acuerdo con la aplicación, les pareció “excelente”, así lo dijo Francisco, un padre joven que tiene una hija de 10 años. A pesar de la corta edad de su niña, ésta como muchos ya utiliza un teléfono celular.
Es por ello que su padre muestra satisfacción por la creación de la app porque podrá instalarla en el celular de su hija para controlar que esas páginas prohibidas no invadan su celular. Además podrá verla en tiempo real cuando sale de la escuela hasta que llega a su domicilio mientras él sigue en el trabajo.
Afirmó que no es una invasión a la privacidad de su hija porque no ingresará a las conversaciones que tiene con sus compañeritos o verá sus fotos, etc., sólo le servirá para estar pendiente de que ella esté segura.
Marcela Rodríguez, una madre de un adolescente, dijo que esa app le permitirá estar más aliviada al saber dónde y con quien está su hijo. Podrá tener la certeza de que su “tesoro” está seguro.
La representante de la Federación de Estudiantes de Secundaria de Tarija (FEST), Daniela Rosso, expresó que toda medida de seguridad para cuidar a los adolescentes y niños es bienvenida.
“Pienso que desde los 18 años para arriba recién sería una invasión a la privacidad, pero los que aún somos menores de edad aún estamos bajo en control de nuestros padres, entonces ellos tienen que velar por nuestra seguridad en todo momento por nosotros y algunos adolescentes son inconscientes con las redes sociales. Pienso que es un buen mecanismo y no se trata de asfixiar a los adolescentes”, dijo.
El psicólogo, Javier Bladés, manifestó que la aplicación es altamente positiva. “No se puede hablar de privacidad de un niño porque él todavía no tiene un control de sus actos, o sea no es un sujeto que está en el uso de sus derechos civiles totales porque él todavía necesita la supervisión de un adulto, todavía necesitan que le indiquen qué es lo bueno y lo malo”, sostuvo.
Agregó que los padres no sólo podrán ver con quiénes sus hijos se están comunicando, sino quiénes se quieren comunicar con ellos y así evitar delitos por internet, o inclusive delitos sexuales como violaciones, acosos, etc.
“Esto es muy positivo, la tecnología ya no se puede evitar, pero crear una app como este, un subsistema que el padre pueda controlar es totalmente positivo”, enfatizó.

 

el
apunte

Algunos
padres piensan
que hay invasión
a la privacidad

Una mínima cantidad de padres dijeron no estar de acuerdo con la app de control parental. Carlos Romero, un padre de familia de dos niños, piensa que esa no es la manera de crear seguridad. Indicó que es una invasión a la privacidad de los adolescentes. En su opinión se deben implementarse otras medidas que permitan lograr esa confianza en la familia.
“Obligando nunca vamos a lograr nada, tenemos que lograr que nuestros hijos nos cuenten sus cosas porque confían en nosotros”, dijo.