Guabirá vuelve a ceder puntos en el choque del norte cruceño

Escrito por  APG Mar 12, 2018

Guabirá olvidó la fórmula para ganar, este domingo cedió un empate (1-1) ante Sport Boys y continúa entre los últimos puestos en el grupo “A” del torneo Apertura, luego de un partido con más dominio de los azucareros, en el estadio Ramón Aguilera Costas, y que por su dinámica ofensiva convirtió al arquero adversario, Saidt Mustafá, como la figura dentro del campo de juego.

Los Diablos Rojos empiezan a desinflarse respecto de sus intenciones de pasar a la siguiente fase del torneo Apertura después de cumplir ocho partidos y sólo llegar a los seis puntos. La falta de carácter para definir las jugadas de peligro y un arbitraje que dejó disconforme al equipo que oficiaba de local fueron los aspectos que apartaron al elenco del triunfo.
El único gol para los rojos fue obra de Ezequiel Michelli con un golpe de cabeza ante un servicio de Marcelo Aguirre. Corría el minuto 49, parecía que un horizonte favorable se asomaba para el cuadro del director técnico, Víctor Hugo Antelo. Al final, la iniciativa siempre estaba en el lado del plantel de Montero, pero todo ese trabajo encontró su límite en los restantes minutos del cotejo.
Dentro de la era del entrenador César Vigevani el invicto estaba en riesgo, el técnico encontró en las modificaciones y en los ingresos de Edivaldo Rojas y Gabriel Soliz como los factores para cambiar el resultado que permitió sumar un valioso punto fuera de Warnes.
Durante el lapso de tiempo que el Toro hizo un mejor trabajo logró colocar contra la pared a Guabirá, ese momento fue propicio para infiltrarse dentro del área y conseguir una falta penal. Imanol Iriberri convirtió desde los 12 pasos, a los 65´, que volvió a colocar las incidencias emparejadas.
Mustafá tuvo una excelente actuación, salvó a su pórtico de la mayoría de las amenazas que llegaban. En una de esas ocasiones, durante el segundo tiempo, expuso su humanidad para desviar una arremetida de Jorge Rojas. En otra jugada, el golero de los azules se lanzó a tiempo para despejar un remate de Pedro Chávez. Cerca del final (83´), Oscar Velásquez estaba parado en el lugar oportuno para proteger su arco de un disparo.
Sport Boys abandonó su lado del campo para buscar el triunfo, consiguió atravesar las líneas contrarias, pero faltó definición. Con el ingreso de Rojas y Soliz el conjunto se hizo más fuerte para tomar las riendas del compromiso, aunque ese control era engañoso, porque ese entusiasmo duró poco y finalizó las acciones custodiando a Mustafá.