“Jugar sin Messi y ganar fue importante para nosotros”

Escrito por  AGENCIA Mar 26, 2018

A veces, no se adquiere cierta noción de lo que implica un triunfo cuando él no está. Sí, Lionel Messi concentra todo. Como dijo Sampaoli, está Selección es más del capitán que suya. Y eso mismo sienten sus compañeros. Por eso, cuando juegan sin él, todavía existe una fuerte incertidumbre sobre qué es lo que ocurrirá, sobre cómo se lo reemplazará y de qué manera el equipo reaccionará. “Hay que saber jugar sin Leo, porque no es fácil”, dice Lucas Biglia. Y se mete en el tema que se rescató tanto o más que el 2-0 ante Italia.

-¿El triunfo tiene otro valor también por eso?
-Es positivo ganar sin Leo. Porque eso significa que vamos afianzando una idea que se desarrolla con él o sin él.

-Decías que el equipo debe saber jugar sin Messi.
-A ver, nadie quiere prescindir de Leo. Siempre lo querés tener en el equipo. Siempre. Pero cuando no está, es importante que podamos mantener la línea, que haya chicos nuevos que se destaquen. Por eso digo que fue importante haber ganado sin él. Esperemos seguir demostrando que se puede.

-¿Te sorprendió el nivel de los nuevos?
-Yo creo que hubo jugadores que aprovecharon su chance. Creo que en la parte colectiva hicimos un bueno partido. Porque realizamos lo que practicamos en la semana. Hubo chicos jóvenes, de mucho talento, que rindieron bien. Bustos, Tagliafico, Lanzini, Lo Celso... Nosotros tenemos que lograr que ellos se adapten rápido.

-¿Y Caballero? ¿Te llamó la atención su actuación?
-No, no me sorprende. Lo conozco hace mucho. Por algo está ahora en el club que está (el Chelsea). Hace 15 años que está atajando en el mejor nivel. Hizo un grandísimo partido. No sólo a la hora de atajar, sino también cuando hubo que construir desde abajo.
Biglia, con 32 años y ya siete en el lomo vestido de celeste y blanco, habla con esa autoridad que refleja lo que es: afuera, uno de los líderes de la Selección; adentro, un león. Por eso, desde un lado y del otro, es una especie de termómetro que mide sensaciones futbolísticas y también emocionales: “Creo que el equipo está más suelto. Se sacó el peso de la clasificación, esa responsabilidad y ahora está trabajando para ir otra vez por el gran objetivo: llegar a una nueva final en un Mundial”, dice sin dudar el dueño de la camiseta 6, desde cuando se impuso en Brasil 2014 y se hizo un fijo con todos los técnicos. Y deja una frase que lleva su sello y que sintetiza justamente este momento del seleccionado: “Dejamos atrás la angustia para abrir la puerta de la esperanza y de la ilusión”.

-¿Se sienten candidatos o, por la forma en que se clasificaron, ese lugar ahora es de otros?
-Hay que ir despacio. Somos candidatos porque tenemos a Messi. Y porque en estos partidos, como ante Italia, demostramos que Argentina tiene un buen equipo. Pero no hay que conformarse. No nos podemos relajar. Hubo errores. Y hay que corregirlos. El martes tenemos que enfrentar a un rival distinto, que también es candidato en Rusia.

-Sampaoli dijo que ésta es la Selección de Leo, pero con Italia él no jugó. ¿De quién fue el equipo en este triunfo?
-Creo que fue el equipo de todos. Porque cada uno de nosotros dio lo mejor para que se jugara un gran partido. Igual, coincido en que ésta es la Selección de Leo y esperemos dar lo mejor para ayudarlo.