Ramiro, delantero de Gremio, lo hizo para definir el estilo de juego del Grana, siempre saliendo con el arquero pelota al piso: “Es el partido de nuestras vidas”.

El Gremio recibirá hoy miércoles a Lanús en partido de ida por la final de la Copa Libertadores en el que los brasileños pretenden arrancar con fuerza en casa para intentar su tercer título continental mientras que los argentinos buscan un resultado que les permita seguir haciendo historia.

El club Quebracho, último campeón nacional sub-19,

Gremio clasificó a su quinta final en la Copa Libertadores, en la que intentará su tercer título frente a Lanús, pese a caer por 0-1 en Porto Alegre ante el Barcelona en el partido de vuelta de la semifinal y gracias a la amplia ventaja que consiguió en la ida.

Lanús dio vuelta el partido en una semifinal histórica. River lo ganaba fácil 2 0 cuando no le dieron un penal clarísimo.

El Gremio de Porto Alegre defenderá hoy en casa el 0-3 logrado la semana pasada en Guayaquil para volver a disputar una final de la Copa Libertadores diez años después,

El Corinthians brasileño goleó anoche en Asunción por 3-0 al Cerro Porteño paraguayo y se clasificó, en su primera participación en la Copa Libertadores femenina,

River Plate hizo posible la remontada y a la misión cumplida agregó una goleada histórica de 8-0 sobre Wilstermann para abrir las puertas e ingresar a la semifinal de la Copa Libertadores de América, este jueves por la noche, en el estadio Monumental, donde el cotejo fue resuelto durante los primeros 45 minutos, etapa en la cual fueron anotados cuatro de los ocho tantos.

Lanús le ganó por penales a San Lorenzo y se metió en las semifinales de la Copa Libertadores por primera vez en su historia. Había igualado la serie con el 2-0 en los 90’ gracias a los goles de Sand y Pasquini. En el partido de ida ganó San Lorenzo, pero no supo mantener la ventaja y terminó pagando en la lotería de los penales. El 25/26 de octubre será la ida contra River en el Monumental y el 1/2 de noviembre la revancha en La Fortaleza.

Ignacio Scocco vivió su “noche soñada”. Se tomó revancha de aquella en Cochabamba en la que la pelota estaba negada a entrar. Ahora entró, y ¡cinco veces! “Estoy muy feliz, contento. Lo que queríamos todos era pasar de ronda y dar vuelta la imagen que habíamos dejado en Bolivia. Sé que los delanteros tenemos noches como la de Bolivia y otras como ésta. Sabía que podía dar más, no era la imagen de Cochabamba. Hacíamos uno y queríamos otros”, indicó el goleador de River.