El mercado de pases en el fútbol argentino está quieto. En medio de deudas, de arcas flacas y de pocas posibilidades (sólo se permiten dos incorporaciones en este receso) las billeteras se mantienen cerradas.

Lo más leído hoy