Lunes, 20 Noviembre 2017

Magisterio del alba

Escrito por  Luis Morales Giacoman Ago 27, 2017

Llueven firmamentos
esta madrugada de cantares
dejaron quieta atenazada
la obscuridad sibilante
de aires recios y humo brillante               
sus tejidos robustos              
fueron engaños plomos               
a los ojos primigenios              
entrecerrados adustos 

Son firmamentos
de historia nueva
sin tiempo de atardecer
en descansos lutos  
Se iluminan solos
lejos de razones
evadidos y ascetas
eximidos de piel  

Por eso viven
sorbido el zumo intemporal
en el vaho virgen
de ojos intocado
de dedos intacto  

Y después de siglos
prosan aún  
versos robustos  
de espinazo áureo
son pájaros
posados en el tejado exacto
del alma línea
sin el fin de ningún principio


= = =


Del libro inédito:
“El verbo celeste del rocío”