Siles dice que solo con consenso se podrían redistribuir recursos

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Jul 14, 2017

El debate del Pacto Fiscal nacional avanza hacia los puntos decisivos y los involucrados ponen toda la carne en el asador. El martes 18 de julio se ha convocado la reunión del Consejo Departamental para el Pacto Fiscal mientras que el Viceministro de Autonomías,

Hugo Siles, recuerda que todas las decisiones se deben tomar por consenso. El temor de las autoridades departamentales y municipales es que, al final del largo y esperado diálogo, nada cambie.
La pasada semana se concluyó la tercera etapa del cronograma diseñado, que hace referencia a la priorización de agendas de las instituciones involucradas, y que esencialmente giran sobre la Agenda Patriótica. En las próximas fechas se debatirá sobre la asignación de recursos de inversión y gasto y la quinta sobre el análisis de las fuentes de recursos. Estas dos son las que concentran la atención.
“La semana pasada hemos tenido una reunión en La Paz, la novena sesión del Pacto Fiscal, estamos acabando las etapas tres y cuatro y como Gobernación hemos convocado para el próximo martes el Consejo Departamental para tratar la modificación normativa y las propuestas económicas que hemos analizado y que sobre todo tiene que ver con la coparticipación”, señaló Rubén Ardaya, secretario de Coordinación Institucional y delegado específico para este asunto.
El debate reduccionista pasa por la administración de recursos, para lo que en primer término es necesario definir competencias que cada nivel ejerce en el territorio y después ver con qué se va a pagar. Las gobernaciones no alineadas al Gobierno advierten que los recursos no alcanzan y piden que se abra la mano con los únicos recursos de carácter más estable, como son los de coparticipación tributaria, es decir, lo que el Estado ingresa por los impuestos que pagan empresas y ciudadanos.
Actualmente el Gobierno recibe el 75 por ciento, los municipios se reparten el 20 en función a criterios de población, pobreza y otros y el 5 por ciento va para las universidades. La propuesta de las gobernaciones pide rebajar al Gobierno hasta el 50 por ciento, incluirlas con un porcentaje aproximado del 15 por ciento y elevar a municipios y universidades, sin embargo, el porcentaje concreto está por discutir.
En ese sentido, el Viceministro Siles recordó que todas las decisiones en el Pacto Fiscal deben acogerse al consenso, y se antoja complicado que el Gobierno acceda a recortar su parte de la torta.
“Al momento estamos en pleno debate. Todos los departamentos tienen sus representantes en la Comisión Técnica y todos estamos cumpliendo un cronograma. Eso significa que en las siguientes etapas se analizarán estas cosas que tienen que hacer los subnacionales para tener más ingresos”, señaló Siles fijando posición, que pasa por la creación de nuevos impuestos a nivel departamental, no recomendado en tiempos de depresión económica.
“Como Gobierno nacional hemos dicho que el Pacto Fiscal no debe tener ni alcance de coyuntura cortoplacista ni reducido a una redistribución de recursos. Debe ser un mecanismo para fortalecer la gestión y ayudar a gastar los recursos que ya tenemos y nuevas formas de generar nuevos ingresos. Cualquier propuesta que sea sensible de tener entre todos el consenso será bienvenida”, advirtió Siles en referencia a una posible fórmula de distribución de ingresos.

Ingresos departamentales
A propósito del incremento de ingresos departamentales, la Asamblea Legislativa Departamental aprobó el miércoles la Ley del Impuesto Departamental a la Transmisión Gratuita de Bienes, que grava la trasmisión gratuita y donaciones de bienes muebles e inmueble; con lo cual dejará de ser gratuita. Supone uno de los tres impuestos que la Gobernación puede empezar a recaudar.
El asambleísta Mauricio Lea Plaza indicó que “La Ley Nacional que permite la creación de estos impuestos es del 14 de Julio de 2011, por lo que tuvieron que pasar casi 4 años de la gestión Condori y casi 2 años de la gestión Oliva para que se pueda concretar la creación de este impuesto; la Gobernación de Tarija fue la última en hacerlo como si la plata nos sobrara en este momento de crisis. Pero más vale tarde que nunca”.

El Chaco alista una propuesta de distribución

El Gran Chaco, que también tiene asiento en la mesa de diálogo del Pacto Fiscal, contrató su propuesta de Pacto Fiscal a Juan Luis Coronado, ex presidente del Colegio de Economías. Coronado elaboró un documento en el que se resguarda el 45% de la renta petrolera para el Gran Chaco. Además apoya recortar en ingreso de coparticipación tributaria al Gobierno al 50% para repartirlo 6% para Gobernaciones, 37% se asigne a las provincias y el 7% a la universidades.