En sus 141 años el Chaco busca fortalecer la unidad regional

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/EL PAÍS EN Ago 12, 2017

Fortalecer la unidad regional es la consigna de la Región Autónoma del Chaco tarijeño, al cumplir los 141 años de fundación como provincia, título que quedó en el pasado al iniciarse la era autonómica que viene cargada de retos para las autoridades. Uno de ellos es hacer funcionar el aparato administrativo y solucionar las demandas de la población.

La provincia Gran Chaco fue creada mediante decreto de 12 de agosto de 1876, con capital Caiza, posteriormente y, como consecuencia del terremoto de 1882, la capital se trasladó a Yacuiba. Mediante el referéndum del 6 de diciembre de 2009, la provincia Gran Chaco decidió convertirse en la primera región autónoma del país, intención que se consolidó con la creación de su Estatuto Autonómico aprobado el 20 de noviembre del 2016.
Este status le permitió a la provincia recibir el 45 por ciento del 11 por ciento de regalías petroleras y el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), que recibe el departamento de Tarija, y se transfiera directamente a las secciones municipales.
Si bien se señaló en pasadas décadas al centralismo como causante de la postergación de la región, ahora el Chaco afronta el reto de encaminar su desarrollo, para lo cual autoridades consultadas subrayan la importancia de la unidad de Villa Montes, Caraparí y Yacuiba.
La Máxima Autoridad Ejecutiva (MAE) del Chaco, José Quecaña, se mostró muy contento por el mes de aniversario de la Patria y de la Región Autónoma, que contó con la visita del presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales. Empero remarcó que ahora es cuando se requiere que las autoridades chaqueñas trabajen por su pueblo y demuestren la capacidad de coordinación para poder erigir el primer Gobierno Regional.
Por su parte, el concejal de Tarija Para Todos (TPT), Mario Cavero, recordó que por primera vez el Chaco recibe el 141 aniversario siendo una Región Autónoma consolidada con un ejecutivo transitorio y en pleno traspaso de la administración departamental a la regional, lo que dijo implica un desafío y responsabilidad para coordinar con todos los niveles de gobierno, tanto regional, nacional como departamental.
“Se debe restablecer una mejor coordinación como muestra de la madurez que tiene la Región, cuyo proceso de implementación de la autonomía será un ejemplo para el país, y pese a la bajada de los recursos deberá mostrar una capacidad de la inversión en lo básico para darle un norte a su desarrollo. Vendrán días mejores si más allá de las diferencias se logre proyectar un futuro”, aseveró.
A su tiempo, la concejal de Unidad Departamental Autonomista (UD-A), Ana María Soria, pidió a las autoridades trabajar en conjunto para la Región y solucionar los problemas administrativos, para atender las necesidades que se tienen en salud, educación, seguridad ciudadana, servicios básicos, que aseguró quedaron pendientes pese a que transcurrieron grandes sumas de dinero en las tres secciones chaqueñas.
El presidente de la Asamblea Regional del Chaco, Mario Aldana, manifestó que no es nada fácil implementar la autonomía regional, como tampoco lo es implementar la autonomía departamental. “En esta fecha llamo a cada una de las autoridades e instituciones para sacar adelante la autonomía, si bien el Gobierno Regional está conformado por la parte ejecutiva y normativa, esto no limita a que otras autoridades puedan ser parte y se garantice la implementación de este modelo”, mencionó.

El Chaco apunta aapartarse del centralismo

Para el concejal Mario Cavero, ahora es cuando se verá la verdadera capacidad de las autoridades chaqueñas, ya que siempre se señaló al centralismo y a la burocrática administración de recursos que se hacía en la capital del departamento, Cercado.
Según la concejal Ana María Soria, el reto será cambiar la realidad de una región productora, que sostiene la economía del país, pero que no logró resolver sus propios problemas básicos.