Los comunarios no duermen, temen que se reavive el fuego

Escrito por  JESÚS CARDOZO G./EL PAÍS EN Ago 13, 2017

Las familias campesinas de las comunidades de Tucumillas, Erquiz Norte, Erquiz Ceibal, Erquiz Oropesa, Erquiz Sud, Coimata, La Victoria y el Rincón de la Victoria, en el municipio de San Lorenzo, luego de tres días de luchar contra un voraz incendio quedaron temerosas, asustadas y preocupadas por las pérdidas que dejó el desastre natural. Pero sobre todo temen que el fuego pueda reavivarse.

Más de 500 familias, de las nueve comunidades que viven a orillas de la reserva biológica, comentan que por tres noches no pudieron dormir tranquilos en sus domicilios por pensar en sus animales, casas, cultivos y sus propios familiares que abandonaron sus casas para apagar el fuego en cada uno de los puntos de incendio.
Los comunarios comentan que no tienen ganas ni de asistir a reuniones, encuentros familiares y culturales, que convocan los dirigentes para evaluar el tema y la situación que les tocó vivir cada  noche de incertidumbre, dolor y pena después de 15 años de haberse registrado un similar desastre dentro la zona.
En algunas zonas las familias no tienen energía eléctrica ni agua potable para el consumo y el aseo personal,  porque el voraz incendio arrasó con las tuberías de agua y algunos postes de luz que se encontraban al paso del desastre.
Hubo niños, niñas, adolescentes y personas de la tercera edad que registraron problemas estomacales, vómitos y diarreas debido a que el agua potable está contaminada con ceniza y otros males que dejó la naturaleza.
Muchos de los pacientes acuden a la ciudad de Tarija por emergencia tanto a los puestos de salud como al Hospital Regional San Juan de Dios (HRSDD), porque las postas sanitarias de las comunidades solo atienden de lunes a viernes.
Esta situación fue corroborada por el ejecutivo de la central de campesinos del municipio de San Lorenzo, Asunción Ramos, quien manifestó que existe zozobra en muchas familias de la zona por lo que ocurrió con el fuego y por el temor que el mismo pueda reactivarse en cualquier momento con el intenso viento que se registra en la región.
Otro vecino y comunario de la zona turística de Coimata, Celedonio Camacho, relató que luego de trabajar por más de tres días en cadenas humanas para apagar el incendio, ahora los vecinos deberán volver a unir esfuerzos para recomponer los sistemas de riego, agua potable, y buscar su ganado que desapareció en la Cordillera de Sama.
Similar preocupación manifestó otro vecino de la comunidad de Erquiz, Edgar Gutiérrez, quien lamentó que la situación para varias familias ahora es complicada porque se quedaron sin ganado, sin forraje y sin agua para el consumo humano peor para los animales.
La situación será similar en la comunidad de San Pedro de Sola, Guerra Huayco, Turumayo, Lazareto y Tolomosa, dentro la provincia Cercado manifestó la dirigente campesina Marcela Guerrero, sin embargo, en el tema salud  la atención será inmediata por la intervención del Gobierno y las autoridades departamentales, agregó.

Autoridades dotarán de forraje y agua a damnificados

Las autoridades del municipio y la subgobernacion de San Lorenzo, tras una reunión con la dirigencia de las comunidades afectadas este sábado 12 de agosto en la comunidad de El Cadillar, determinaron apoyar desde este domingo 13 agosto con agua potable y clorar el líquido elemento en las fuentes de los sistemas.
Además desde la próxima semana se trabajará en un plan junto a las familias para la dotación de forraje para la ganadería en las diferentes comunidades que fueron afectadas por el desastre, informó el dirigente de la central campesina, Asunción Ramos.
Con relación a la mortandad de ganado vacuno, caprino, ovino  y también de las  especies de fauna silvestre como venados, vicuñas, vizcachas, liebres, zorros andinos, felinos, pumas, perdices, conejos de cerco y aves acuáticas, el dirigente informó que la próxima semana se conformará una comisión con el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) para realizar la cuantificación de la pérdida.
Por su parte el gobernador, Adrian Oliva, anunció que una vez se controle y apague el fuego se realizará una evaluación de todos los daños que dejó el incendio dentro la reserva, con la finalidad de trabajar para reconstruir los hechos.

Lo más leído hoy