Alejamiento entre Oliva y Alfaro es más evidente

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/EL PAÍS EN Sep 21, 2017

El distanciamiento entre el gobernador del departamento de Tarija, Adrián Oliva y el secretario de Gobernabilidad, Luís Alfaro es cada vez más evidente. No es nueva, de tanto en cuanto emerge sutilmente ante la opinión pública, y hoy es una realidad conocida al interior de la Gobernación, de la cual muchos funcionarios no se atreven a hablar.

En abril del 2015, en plena carrera electoral para gobernador, el ganador de las elecciones subnacionales en Tarija y candidato a la Gobernación por la agrupación Unidad Departamental Autonomista (UDA), Adrián Oliva, selló una alianza con Alfaro, candidato de Tarija Para Todos (TPT) y tercero en los resultados oficiales de la primera vuelta, con el fin de lograr el porcentaje necesario para ganarle al candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Pablo Canedo.
La alianza que se llamó “Pacto de Abril” llevó a Oliva a ganar las elecciones en la segunda vuelta realizada el 3 de mayo de ese mismo año, y consistía en un acuerdo político para gobernar el departamento, en el que ambos personajes coincidían en la necesidad de encarar una revolución productiva, social e institucional, conformando un gobierno de unidad departamental basado en los programas e intenciones compartidas.
Al transcurrir el tiempo y una vez pasada la vorágine de la campaña, Alfaro que se había ganado con el pacto el rechazo de los dirigentes del sector campesino al que pertenece, intentó plasmar su visión política desde la Secretaría de Gobernabilidad, con una Agenda Productiva que en su momento tuvo el visto bueno del Gobernador, pero no llega a materializarse con éxito por la falta de recursos y las diferencias que terminaron zanjando los acuerdos.
Es así que Alfaro, según fuentes al interior de la Gobernación, se fue convirtiendo en “el secretario rebelde”, que salió por la tangente de la línea que manejaba la entidad en temas álgidos como la explotación de Tariquía, sobre lo que Oliva pidió prudencia y Alfaro la rechazó contundentemente, o cuando se daba en el país el referendo “21 F”, en el que el Gobernador prefirió no adentrarse mucho en la campaña, mientras el secretario mostraba una postura radical contra la repostulación de Evo Morales.
Desde entonces se han acumulado puntos de disenso: el tema del fideicomiso y los créditos que gestiona la Gobernación para salir de la crisis también fueron observados por Alfaro quien rechazó que se endeude al departamento, se paguen intereses anuales y se dé vía libre al débito en caso de impagos, proponiendo a cambio que se presione para que el Gobierno Nacional salde sus cuentas con Tarija.

La Canasta Alimentaria: otro disenso

El País eN intentó hablar al respecto con el secretario Luís Alfaro, quien indicó que posteriormente se referiría al tema, subrayando que al momento está abocado en temas como la Canasta Alimentaria. Anunció que en las próximas horas presentará ante la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT) un proyecto de ley “alternativo” al que presentó la propia Gobernación, que estará enmarcado en la Agenda Productiva.
Se buscó contactar al secretario de Desarrollo Productivo, Fernando Barrientos, quien fuere en su momento aliado de Alfaro, pero no fue posible y en un contacto telefónico, el secretario de Coordinación, Waldemar Peralta, dio cuenta de que existen perspectivas en cuanto al tema de la Canasta Alimentaria, y que en las próximas horas se podría conversar al respecto.
Ya en horas de la tarde, se pactó una entrevista con Alfaro en la que se ahondaría en su relación con el Gobernador pero no fue posible por “temas de agenda”, sin embargo, previamente el secretario hacía énfasis en que su visión de la Canasta Alimentaria, apunta a dinamizar la producción agrícola y proveer a la gente de alimentos sanos, haciendo que los campesinos asuman una producción competitiva.
“No estoy de acuerdo (con el proyecto de ley de la Gobernación), mil disculpas, pero el fin de la Canasta Alimentaria es nutritivo, mucho más en un época de crisis en la que hay que repartir los centavos, creo que hay que saber actuar creativamente para poder dinamizar la economía. 32 millones se invertirán ahora, eso crearía un movimiento económico enorme para la población”, explicó Alfaro, quien de alguna forma dio a entender que las cosas con su aliado, no están bien.

Lo más leído hoy