Martes, 17 Octubre 2017
Evo Morales presidente del Estado Plurinacional  de Bolivia Evo Morales presidente del Estado Plurinacional de Bolivia Imagen de internet

Octubre Negro: Morales cuestiona que genocidas figuren ahora como defensores de la democracia

Escrito por  ABI Oct 12, 2017

El presidente Evo Morales recordó el jueves la masacre de 'Octubre Negro' que dejó más de 60 muertos, en su mayoría en El Alto, y cuestionó que "genocidas del pueblo", como el exministro Carlos Sánchez Berzaín, figuren ahora como defensores de la democracia.

"Como hoy, 2003, prófugo Sánchez Berzaín dirigió represión militar que causó 26 de las más de 60 muertes de la masacre en El Alto", escribió en su cuenta en Twitter.

En octubre de 2003, el entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada se enfrentó a una revuelta social con un despliegue de militares en las ciudades de El Alto y La Paz, la represión provocó la muerte de 67 personas y más de 400 heridos.

Sánchez de Lozada y varios de sus ministros huyeron del país, se presume que con el apoyo de la Embajada de Estados Unidos, y enfrentan procesos por delitos de genocidio en la modalidad de masacre sangrienta y homicidio.

 "Genocidas del pueblo, hoy se presentan como defensores de democracia. Al protegerlos, EEUU actúa como cómplice de delitos de lesa humanidad", agregó Morales en alusión a los obstáculos y la negativa estadounidense de dar curso a la extradición de las exautoridades para que sean juzgados en Bolivia.

 El Gobierno también sostiene que Sánchez Berzaín desarrolla desde EEUU una campaña política contra Morales, en alianza con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro.

"Protegido por EEUU, Sánchez Berzaín conspira con Almagro y nos acusa de 'régimen', en coro con neoliberales y herederos de la dictadura", denunció en otro tuit el mandatario izquierdista y candidato a una posible repostulación.

El oficialismo sostiene que Morales es el único que puede mantener la estabilidad social y económica de Bolivia y por ello presentó al máximo tribunal de Justicia un recurso para declarar la inconstitucionalidad de cinco artículos de la Ley Electoral y la inaplicabilidad de cuatro de la Constitución referidos al límite de participación en elecciones.

 Frente a ese hecho, el secretario general de la OEA desplegó su artillería contra Morales en conjunto con representantes de la derecha boliviana. que denuncian un supuesto autoritarismo y violación del sistema democrático, según el oficialismo.

 "Hace 3 años recibimos la confianza de nuestro pueblo con 61.36% de votación. Agradecemos ese apoyo, trabajando sin descanso por Bolivia", señala otro tuit de Morales, que llegó a la presidencia en 2006 y cuyo actual mandato concluye en 2020.