El MAS quiere superar los líos internos con reestructuración

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Dic 14, 2017

El Movimiento Al Socialismo (MAS) en el departamento de Tarija tras la renovación de su directorio departamental, que preside el dirigente campesino de Caraparí, René Sánchez, determinaron rearticular las organizaciones sociales, trabajar en la repostulación del presidente Evo Morales y superar los líos internos al interior del partido.

Esta determinación la dio a conocer el flamante nuevo dirigente del MAS, René Sánchez, este miércoles 13 de diciembre en su primer contacto con los medios de comunicación en la ciudad de Tarija, quien manifestó que partir del año 2018 iniciará un trabajo de restructuración al interior del partido para superar las diferencias políticas entre la dirigencia y los funcionarios públicos.
Los dirigentes de las organizaciones en la región coincidieron que los “invitados políticos” que ingresaron a las filas del partido hace dos años, solo dividieron a los sectores sociales afines al MAS, por eso determinaron que a partir de ahora las autoridades y funcionarios públicos bajen como miembros a las bases y ya no tomen más decisiones al interior del partido, señaló el dirigente de la Federación Sindical Única de Comunidades Campesinas de Tarija (FSUCCT), Juan Carlos Gutiérrez.
Ambos dirigentes coincidieron que muchos invitados políticos que llegaron al partido en la gestión 2015, solo utilizaron al MAS para mantenerse en los espacios públicos, como asambleístas, concejales, alcaldes, parlamentarios y subgobernadores, y utilizaron a los dirigentes de algunas organizaciones sociales y campesinas para acomodarse en las instituciones descentralizadas del Estado. Además los representantes de las organizaciones sociales de la ciudad de Tarija y las provincias manifestaron que en los dos últimos años, el MAS perdió presencia y fuerza política a consecuencia que los denominados “invitados políticos” que tomaron la representatividad del partido en varios espacios de poder y de decisión, señaló en su momento el diputado supra estatal por Tarija, Elvio Díaz.
La dirigencia campesina y otras organizaciones sociales plantearon al nuevo directorio de la dirección departamental proceder de manera inmediata a la evaluación de los alcaldes, subgobernadores, parlamentarios y asambleístas principalmente de aquellos que buscan una reelección. Asimismo, plantearon que se debe realizar una restructuración de los diferentes cargos en las más de 60 instituciones descentralizadas del Estado que operan en la región, en muchos casos sin ningún resultado de gestión como espera el Gobierno Nacional pese a que varios funcionarios están varios años como directores.
Finalmente plantean que se seleccione a los mejores hombres y mujeres de las organizaciones matrices para que sean sus potenciales candidatos a instituciones públicas, sin la presencia de los “invitados políticos o viejos políticos” como ocurrió en los comicios del 2015, explicó Gutiérrez.

 

el
apunte

Sectores exigen más coordinación

Los representantes de las organizaciones y sectores sociales de las 11 centrales provinciales del departamento aseguran que desconocen en algunos casos la gestión y el trabajo que desarrollan las instituciones dependientes del Gobierno Nacional en la ciudad de Tarija, por falta de información y descoordinación con las bases.
El dirigente de la FSUCCT, Juan Carlos Gutiérrez, manifestó que también están preocupados por la deslealtad que tuvieron con el MAS los subgobernadores de los municipios de El Puente, Yunchará, Uriondo y Padcaya durante esta gestión al apoyar políticamente al ejecutivo departamental y en desprestigio de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT) y las organizaciones.
En ese sentido, manifestó que las organizaciones sociales junto a otras organizaciones afines al MAS, tras la renovación de la dirigencia campesina y la departamental de MAS tomarán una postura sobre el rol que desempañan mencionadas autoridades y otros funcionarios vinculados a al instituciones estatales del Gobierno Nacional.