Viceministro insiste en negar la redistribución en el Pacto Fiscal

Escrito por  Redacción Central/El País eN Dic 16, 2017

El Viceministro de Autonomías Hugo Siles insistió ayer ante los medios de comunicación en negar la posibilidad de incluir una redistribución de recursos en el documento final del Pacto Fiscal que de momento se mantiene en reserva.

La Gobernación de Tarija exigió por carta en la jornada del jueves una reunión extraordinaria del Consejo Nacional de Autonomías para abordar precisamente esta situación que pasa por ser el elemento clave y al que insta la Ley Marco de Autonomías arribar luego de concluir un proceso de diálogo de más de dos años.
Frente a algunas publicaciones de prensa que aseguraron que ya se había aprobado el documento, el delegado por Tarija, el secretario de Gestión Institucional Rubén Ardaya indicó que lo que aconteció ayer en La Paz fue “una reunión informativa con la prensa para entregarles una memoria sobre el proceso del pacto Fiscal, no se ha aprobado nada” y recordó que el objetivo del diálogo como marca la propia Ley Marco de autonomías es llegar a ese nuevo consenso que permita financiar las muchas competencias delegadas a los Gobiernos Departamentales sin tener los recursos para ello.
En la actualidad los recursos de coparticipación tributaria, es decir, aquellos producto de la recaudación propia que tiene que ver con el dinamismo económico del país y que tienen una consideración más estable, es del 75 por ciento para el Gobierno Nacional, el 20 por ciento para los municipios y el 5 por ciento para las Universidades. Sobre esta distribución se han centrado las propuestas, reduciendo los porcentajes para el Gobierno Central e incluyendo porcentajes para las Gobernaciones.

Viceministro niega
“El diálogo y debate del pacto fiscal ha concluido. Hemos concluido el pacto fiscal con el documento final (...), y a partir de hoy mismo estamos con su implementación, en enero y febrero (2018) ya estamos en la implementación gradual y progresiva de estos acuerdos”, explicó Siles en una conferencia de prensa.
Siles detalló que el documento final tiene cuatro productos: las agendas productivas y sociales, la agenda legislativa conjunta de cambios normativos, documento diagnóstico de las finanzas públicas y una lista de 25 alternativas de financiamiento. Añadió que la semana pasada el documento final del pacto fiscal se envió a los miembros de la Comisión Técnica y al Consejo Nacional de Autonomías para su revisión. En este marco es en el que se ha solicitado la reunión extraordinaria desde Tarija, que no da por cerrado el debate ni mucho menos.
“El documento final está en manos de todos los miembros del Consejo Nacional de Autonomías y ahora lo que corresponde, al margen de algunas observaciones y correcciones de forma al documento, es implementar de manera gradual y progresiva los acuerdos y consensos alcanzados”, remarcó. La Ley Marco recuerda que las decisiones se toman por consenso en el CNA.
El asambleísta Mauricio Lea Plaza indicó que “lo previsible es que se niegue la redistribución porque el gobierno nacional nunca creyó en compartir los recursos nacionales con las autonomías. Sin embargo este es un proceso q siempre seguirá abierto porque el régimen de autonomías seguirá colapsado.
En ese marco indicó que hay una obligación moral de las autoridades de seguir demandando un verdadero Pacto Fiscal. “Si el gobierno cierra los espacios institucionales para buscarlo habrá q abrir los espacios sociales”.

“¿De qué fuentes sacaríamos esa redistribución?”

“No hay una redistribución de recursos, porque las tres propuestas no pudieron acentuar en realidades técnicas que puedan funcionar. No, porque ¿de qué fuentes sacaríamos esa redistribución? Todas las fuentes tienen destinos”, sostuvo Siles que añadió que el pacto fiscal no es sinónimo de redistribución de recursos económicos “sino gastar bien lo que se tiene y mejorar y ajustar la gestión pública”.
El Viceministro asegura que el 75% del TGN están destinados a Educación, Salud, Pensiones, Gobierno (Policía), Defensa (Fuerzas Armadas) y Administración central.