Gilbert Muñoz, el fiscal más político, cambia de aires

Escrito por  Redacción Central/El País eN Ene 19, 2018

Los rumores sobre el relevo en la Fiscalía Departamental eran tan fuertes que a casi nadie ha pillado de improviso la salida de Gilbert Muñoz, negada por él mismo la pasada semana en este mismo diario. Lo que sí ha resultado novedad es la designación como “Fiscal Superior” del Estado, un cargo intermedio entre la Fiscalía General y las Departamentales que cumple una función de inspectoría que hasta el momento había pasado cuasi inadvertida en el organigrama.

La noticia de las nuevas designaciones saltaba temprano. Carlos Oblitas, contra pronóstico, era encumbrado en la Fiscalía departamental mientras que Muñoz estrenaba nuevo cargo. Se disparaban las especulaciones sobre el nuevo rol que va a desempeñar y las interpretaciones sobre el significado real: ascenso o congelador. Sus críticos tienen más dudas al respecto que sus colaboradores.
La carrera de Gilbert Muñoz ha ido en crecimiento desde que incursionó como ayudante en el Ministerio Público. Tras ejercer como Fiscal de Materia y desempeñarse “brillantemente” como Fiscal del Programa Integral Anticorrupción, llegó al cargo de Fiscal Departamental el 13 de noviembre de 2012 con menos de 40 años.
“Asumimos un nuevo reto profesional como fiscal superior en la Fiscalía General del Estado, como servidor de la Sociedad agradecido a nuestro Fiscal General del Estado Dr. José Ramiro Guerrero Peñaranda por la confianza de haberlo acompañado en el Dpto. De Tarija 5 años y 3 meses, así como la reasignación de mis funciones, de igual forma agradecido con todos mis compañeros de trabajo en Tarija por su apoyo y trabajo a favor de la sociedad, también debo agradecer a cada una de las tarijeñas y tarijeños por la oportunidad de servirles y defenderles de acuerdo a nuestras posibilidades y capacidades. Agradecido también a los amigos de la prensa por la cobertura. A mi familia por su permanente apoyo y seguro de que entenderán mi ausencia de mi tierra para asumir mi nuevo rol. Gracias infinitas y hasta pronto Dios mediante a mi chura Tarija” dejó escrito en su red social Facebook.
Trayectoria
Quienes lo conocen y han trabajado cerca de él lo definen como un jurista leído y despierto con especial olfato para los casos importantes, no especialmente metódico pero sí muy confiado en su instinto. También algo obsesivo. Su carrera no ha dejado indiferente a nadie precisamente por su habilidad para gestionar o ponerse cerca de los casos políticos.
Muñoz se hizo de nombre a nivel nacional a partir de asumir Anticorrupción y convertirse en el azote del Gobernador electo Mario Cossío, señalado por el Gobierno como uno de sus principales enemigos. Muñoz abrió numerosas causas contra Cossío y con una de ellas, la del caso Imbolsur, firmó la acusación formal que permitió a la Asamblea Legislativa Departamental y a la pinza formada por el MAS y el partido chaqueño PAN suspender al electo con los artículos de la Ley Marco de Autonomías. En 2016 Cossío fue absuelto del caso Imbolsur y antes se habían declarado inconstitucionales los artículos con los que se le suspendió, motivando su salida al Paraguay.
Para entonces Muñoz ya era uno de los fiscales más reconocidos en el país y había logrado la inhabilitación de Cossío por otras causas, como la vía Tojo – La Verdiguera.
Muñoz abrió casos específicos contra el ex alcalde Óscar Montes, con quien ha mantenido pulsos personales que finalmente parece haber perdido. La prescripción del caso denunciado por la Unidad de Delitos Financieros sobre el enriquecimiento ilícito del ex alcalde fue motivo de sorna por parte de este sobre su actuación. Muñoz también anunció la investigación sobre 32 bienes adquiridos por la familia Montes – Ponce y que de momento no tiene avances.
Muñoz también participó de forma relevante en el último proceso abierto contra el Gobernador Adrián Oliva por el caso del cambio de destino del asfalto de la vía Santa Ana – Yesera. El día que se ordenó la aprehensión del director del Sedeca Omar Molina, Muñoz insistió en que Oliva era corresponsable y pediría su prisión preventiva. La pasada semana se decidió que el Gobernador continuara imputado.
Muñoz ha sido protagonista de la vida política del departamento en los últimos cinco años y tres meses, en los que incluso llegó a protagonizar escándalos como el choque a un vehículo policial con cierto grado alcohólico. Ni sus críticos ni sus colaboradores tienen dudas en que seguirá dando que hablar.

 

el
apunte

Muñoz y la lista de pendientes

El Fiscal Gilbert Muñoz, reconocía el Fiscal General Ramiro Guerrero, ha logrado rebajar significativamente la carga procesal del Ministerio Público en Tarija. En materia penal ha hecho bandera del cambio de paradigma a la hora de enfrentar la violencia machista y el feminicidio, y también ha sido existoso en la lucha contra el narcotráfico, pero al mismo tiempo hay tareas pendientes que refulgen particularmente. Es el caso del medio centenar de denuncias contra el ex Gobernador Lino Condori que apenas han prosperado.
Entre los grandes pendientes se cuenta también la frustrada investigación de la desaparición del periodista Cristian Mariscal, que en cuatro años no ha podido resolverse. (Ver reportaje en páginas 10.11)