Alcaldes acudirán al Ministerio de Economía por Ley del 8%

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/EL PAÍS EN Feb 03, 2018

Los alcaldes del departamento de Tarija acudirán el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas con el fin de lograr la transferencia de recursos económicos que manda la Ley del 8 por ciento para proyectos concurrentes.

Al momento, está pendiente una reunión entre los alcaldes de ocho Gobiernos Municipales con la Gobernación, en caso de no concretarse implicará ir por la vía legal para lograr el desembolso.
La Ley para transferir el 8 por ciento de las regalías departamentales a ocho municipios de Tarija, a excepción de los municipios del Chaco, que aprobó la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT), incluye en su artículo 5 parágrafo II los débitos automáticos desde el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, en caso de que la Gobernación no cumpla con la transferencia de recursos. La misma fue ratificada por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), ante un amparo de la Gobernación que resultó improcedente.
El presidente de la Asociación de Municipios de Tarija (AMT), Álvaro Ruiz, indicó que siempre hubo el deseo de coordinar con la Gobernación en cuanto a esta ley, que tardó casi dos años en aprobarse, pero se logró ese paso en abril del pasado año por parte de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT); sin embargo, ahora nuevamente tropiezan con un obstáculo, ante la aprobación de un reglamento que se hizo sin reuniones de coordinación con los municipios.
“Creemos que este es un pataleo que da la Gobernación, ahora estamos evaluando las acciones administrativas y legales. Esto es muestra clara de que se tiene un discurso de unidad pero en los hechos no hay coordinación, el reglamento contradice artículos claros, no entendemos cómo puede ser este documento superior a la misma ley. Lo que queda es hacer temas administrativos y legales para el cumplimiento. La Ley dice claramente que los municipios luego de siete días podrán solicitar al Ministerio la transferencia de los recursos económicos”, explicó Ruiz.
Al respecto, el alcalde de San Lorenzo, Miguel Ávila, afirmó que el débito automático mediante el Ministerio de Economía es al momento la única salida que queda para poder acceder a recursos que permitan a los municipios avanzar en sus obras paralizadas. En ese marco, explicó que contando ya con un fallo que declara proba a la ley, está expedita la vía legal para proceder a solicitar los recursos, ya que señaló no hay voluntad de parte del órgano ejecutivo departamental.
Ahora los alcaldes, según Ávila esperan reunirse con la Gobernación, para entablar un mecanismo de aplicación coordinada de la ley, ya que reconoció que el tema de los débitos tienen un carácter que puede resultar controversial, pero ha surgido debido a que el diálogo no se ha instaurado pese a la insistencia de los municipios del departamento de Tarija, que dijo están alineados en proceder a la obtención de los recursos económicos. Lo adeudado según manifestó se computa desde la aprobación de la ley, siendo una obligación que se depositen los recursos cada tres meses a las cuentas municipales.
Sobre el tema, previamente el secretario de Economía y Finanzas, Manuel Figueroa, aseguró que la Gobernación ha venido cumpliendo con las transferencias a los municipios de acuerdo a su disponibilidad financiera, y las transferencias de proyectos concurrentes sobrepasan los 24 millones de bolivianos, monto que está por encima de lo presupuestado en 2016 cuando se tenía 17 millones de bolivianos desembolsados. “La Gobernación ha hecho un esfuerzo grande, pese a que los ingresos no ha sido los esperados”, agregó.

Esperan una reunión con el Gobernador

El presidente de la AMT, Álvaro Ruiz, indicó que enviaron una nota solicitando una reunión a la Gobernación que aún no ha sido respondida, por lo que se espera la próxima semana definir las acciones con el conjunto de alcaldes de la AMT. La reunión que solicitan es para coordinar temas de la ley de proyectos concurrentes, transferencias del Susat, fideicomisos y destino de los créditos que están en curso en la banca privada.