Cívicos alistan paro del 21F, el MAS duda sobre su acción

Escrito por  Redacción Central/El País eN Feb 19, 2018

El Comité Cívico Departamental junto a otras instituciones como el Transporte alistan el paro cívico convocado para el miércoles 21 de febrero en todo el país, mientras tanto, el Movimiento Al Socialismo no tiene claro cuál será el alcance de su acción, pues inicialmente tenían previsto movilizarse un día antes.

A solo dos días, el trabajo en las comisiones del Comité se intensifica para definir la existencia de puntos de bloqueo y lograr un apoyo mayoritario al paro. El objetivo de los cívicos es exigir el cumplimiento de los resultados del referéndum realizado el 21 de febrero de 2016 en el que una mayoría ajustada de bolivianos rechazó que se permitiera por una única vez que Evo Morales se obviara la limitación de mandatos y se permitiera la repostulación de Morales en la cita de 2019.
No tendría lugar la movilización, puesto que la mayoría, aún ajustada, es suficiente, si el Tribunal Constitucional Plurinacional no hubiera dictado el pasado mes de noviembre un fallo contrario a esos resultados. En septiembre el Movimiento Al Socialismo presentó una acción abstracta para pedir al Tribunal que no se aplicasen los artículos que hacían referencia a la limitación de mandatos, alegando que afectaba eso a un derecho humano fundamental y no a un derecho político regulado por las Constituciones de cada Estado. El TCP dio la razón y reescribió la Constitución eliminando esa consideración fundamental. La sentencia, según interpreta el oficialismo da luz verde a la repostulación de Morales a pesar de haber consultado al pueblo, que le negó esa posibilidad.

El MAS con dudas
El MAS, mientras tanto, sigue adelante con la organización de marchas y eventos para enfrentar el segundo aniversario de lo que consideran “el día de la mentira”. El oficialismo no atiende al resultado final sino que advierte que los bolivianos fueron a votar en medio de mentiras y una campaña de desprestigio personal contra Evo, lo que les hubiera mermado su capacidad e inteligencia.
Esta campaña y mentira hace referencia a la historia con Gabriela Zapata, ex pareja del presidente, cuyo idilio se develó en aquellas fechas pese a, supuestamente, estar ya acabado. Zapata había sido la gerente de la empresa china CAMC que se había visto beneficiada con jugosas licitaciones, algunas de las cuales habían derivado en funestos fracasos, como el ferrocarril de Bulo Bulo. Sin embargo, lo que trascendió fue la existencia de un hijo en común, que el propio Evo Morales reconoció como propio y explicó que falleció meses después. Finalmente se conoció que no había existido nunca, pero para entonces el culebrón ya era de tamaño considerable.
Con estos argumentos, el Movimiento Al Socialismo tiene previsto marchar el 20 de febrero, martes, según explicó el dirigente Juan José Huanca para evitar confrontaciones el día 21. Morales no tiene previsto participar en ninguna movilización ese día.