Informe de Hidrocarburos 2017 se va hasta Cobija

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Feb 23, 2018

Con algo de retraso respecto a sus costumbres practicadas en el pasado reciente y en un lugar inédito como Cobija, en el no petrolero departamento de Pando, el Ministerio de Hidrocarburos brindará su informe en la “Audiencia Pública de Rendición de Cuentas Final 2017 e Inicial 2018”.

Así lo informó el viceministro de Planificación y Desarrollo Hidrocarburífero, Carlos Quispe, el jefe de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos, Edmundo Novillo, junto al Gobernador de Pando, Adolfo Flores, quienes invitaron a las organizaciones sociales, cívicas y público en general a hacerse presentes el próximo jueves 8 de marzo en el salón Los Cedrillos de la ciudad de Cobija - Pando a partir de horas 8:30 de la mañana.

“Es la primera vez que desarrollaremos un evento como este en Pando, por ello estaremos contentos de que toda la población, las autoridades, organizaciones sociales, estén presentes para que puedan hacer sus consultas sobre la política hidrocarburífera y estaremos nosotros prestos a atender, absolver sus consultas e informar todos los aspectos de interés de la población”, dijo Quispe en conferencia de prensa, llevada a cabo en instalaciones de la Gobernación de Pando.
Se comprometió la presencia de las principales autoridades del sector hidrocarburos como el presidente de YPFB, Óscar Barriga; el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, Gary Medrano; el gerente general de la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH), Luis Lavadenz y la directora ejecutiva de la Entidad Ejecutora de Conversión a Gas Natural Vehicular (EEC-GNV), Alejandra Huaylla, “para exponer los resultados de su gestión el 2017 y los retos para la presente gestión, en el área de exploración, explotación de hidrocarburos, industrialización, comercialización, entre otros temas importantes que se desarrollan en el país y en el departamento de Pando”, señala la nota de prensa. Diferentes analistas consideran que solo se debería rendir cuentas de la gestión 2017 para evitar entrar a valorar proyectos en ejecución y promesas.

Un año intenso
2017 fue un año intenso para todo el aparato hidrocarburífero, pues empezó con terremoto que le costó el cargo al presidente Guillermo Achá, implicado en una supuesta compra con sobreprecio de tres taladros de perforación para YPFB.
El jefe de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos, Edmundo Novillo, quien llevó hasta el final la investigación en este caso no quiso hablar sobre este asunto y sí sobre proyectos propios del sector. “El pueblo boliviano es consciente de que las grandes transformaciones económicas que se han llevado adelante en el país, han tenido su base en la política hidrocarburífera. No olvidemos que la Nacionalización ha sido una de las medidas más revolucionarias, más importantes, más patrióticas que ha cambiado el destino del país”.
Novillo puso el foco sobre el gran logro de 2017, que es la puesta en marcha de la planta de Amoniaco y Úrea de Bulo Bulo y que abastecerá de fertilizante al país además de exportar más de la mitad de la producción a países como Brasil.
En 2017 Bolivia también fue sede del Foro de Países Exportadores de Gas, que si bien la cumbre de presidentes pinchó a última hora por la no presencia de los primeros mandatarios de países como Irán o Rusia, que a priori habían confirmado su asistencia, convirtió a Santa Cruz en el centro mundial del sector por unos días. El Foro tocó en un momento de impase del acuerdo mundial sobre precios y energías a utilizar en el futuro, por lo que no se alcanzaron acuerdos trascendentales.

Los déficits
El sector ha tenido en este 2017 que se fue otros problemas nuevos a sumar a los crónicos, que es la falta de resultados contundentes en exploración, donde apenas se ha adjudicado la polémica área de San Telmo, en Tariquía.
Por la misma alcantarilla por la que se evacuó el asunto de los taladros italianos se fue también la licitación de la petroquímica de Yacuiba. En marzo, cuando prácticamente toda la planta administrativa de Yacimientos fue decapitada, la licitación ya contaba con informe de adjudicación para las empresas Tecnimont, también italiana y parte de todo el proceso de identificación, y Técnicas Reunidas, la española que construyó la planta separadora del Gran Chaco. Ninguno de los nuevos responsables se atrevió a poner la firma en aquel informe y fue anulada la convocatoria. Lo problemático es que desde entonces no se ha vuelto a licitar.

 

el
apunte

Nuevos
precios
y más
expectativas

Si algo bueno ha tenido 2017 para los proyectos de corto plazo ha sido la recuperación de los precios del barril de petróleo a nivel internacional, que empezó el año en la horquilla de los 45 y lo terminó casi en los 60.
En este 2018 los precios vuelven a calcularse en el entorno de los 65, lo que obligará a revisar al alza los ingresos por esos conceptos en los presupuestos generales y departamentales. Ahora bien, los expertos tampoco consideran que se haya superado para siempre el bache, puesto que el petróleo sigue siendo abundante en el mercado luego de que se lograra optimizar la producción a través de las técnicas de fractura hidráulica de yacimientos no convencionales.
De momento Bolivia no ha optado por esta forma, aunque el Ministro lo ha mencionado en ocasiones.