El procurador general del Estado, Pablo Menacho. El procurador general del Estado, Pablo Menacho. Foto: Archivo

Reelección: Procurador cree que demandas ante CIDH son políticas y causan recarga procesal

Escrito por  ANF Feb 27, 2018

El procurador general del Estado, Pablo Menacho se refirió al tema después que la oposición pidió a un comisionado de la CIDH acelere resolución de la medida cautelar que presentaron.

El procurador general del Estado, Pablo Menacho reprochó el uso de los mecanismos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos para fines políticos, porque causa mayor recarga procesal y lo desvía de sus fines, al referirse a las demandas y solicitud de medidas cautelares de la oposición en contra de la reelección indefinida.

“El uso instrumental del Sistema Interamericano de DDHH para fines políticos, lo único que hace es imponerle una mayor recarga procesal y desviarlo de sus verdaderos fines: resolver graves violaciones a los DDHH (desapariciones forzadas, genocidios, etc)”, sostuvo Menacho a través de su cuenta de Twitter.

Se manifestó sobre el tema después que este lunes el senador Oscar Ortiz y Vladimir Peña del Movimiento Demócrata Social (MDS) se reunieron con el comisionado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Francisco Eguiguren para pedir que se resuelva la solicitud de medida cautelar respecto a dejar en suspenso la sentencia del Tribunal Constitucional.

Los opositores acudieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitando que interprete el artículo 23 de la Convención Americana de Derechos Humanos, después que el Tribunal Constitucional dictó una sentencia avalando la reelección indefinida.

Los expresidentes Carlos Mesa, Jorge Quiroga y líderes políticos acudieron a la CIDH; por separado lo hicieron un grupo de legisladores de Unidad Nacional y el MDS, todos apuntan a que la sentencia del TCP quede en suspenso o, en su caso, se anule como efecto de la interpretación del Pacto de San José de Costa Rica.

Para el Procurador estas acciones tienen “fines políticos” que lo único que provocan es una mayor recarga procesal y que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos se desvíe de sus objetivos como el resolver los casos de desapariciones forzadas, genocidios entre otros.

La Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos también tienen facultades para resolver consultas respecto a las normas que rigen todo el sistema.