Revocatorio ‘imposible’: Más de Bs 50.000 en libros y notarios

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/EL PAÍS EN Mar 15, 2018

Impulsar el revocatorio para determinada autoridad resulta muy difícil, si se toma en cuenta el factor económico que implica hacer uso de este derecho democrático establecido en las leyes bolivianas. Los gastos para la impresión de los libros de firmas acorde al formato establecido por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), más el gasto de honorarios para pagar la legalización de estos en una Notaría de Fe Pública, son cuantiosos y en algunos casos pueden hacer caer las iniciativas como ocurre en la provincia Cercado del departamento de Tarija.

La cantidad de firmas que se requiere para revocar a determinada autoridad está en función al padrón electoral, y el solicitante del revocatorio deberá llenar la cantidad de rúbricas requeridas en libros donde entran hasta 100 firmas, unas dos por cada página, por lo que se requiere de varios libros para lograr este cometido. Si bien a nivel departamental unas 36 solicitudes de revocatorio han sido habilitadas por el Tribunal Electoral Departamental (TED), El País eN conversó con algunas de las personas que llevan adelante estos procesos que tienen respectivamente un plazo de 90 días desde la notificación de habilitación.
En el caso de los revocatorios para el Alcalde de Cercado y el Gobernador de Tarija, Andrés Meriles es el promotor, un joven dirigente que pertenece al sector campesino y es oriundo de Tolomosa, quien comentó que a partir de la notificación de habilitación realizada por el TED, el pasado 16 de febrero, empezaron las diligencias para la impresión de los libros que es el primer paso donde requerían de contar con un total de 1.500 ejemplares, que costaron 19.580 bolivianos, monto que consiguió, al aunar esfuerzos con un adherente a la causa, Windsor Colque, con quien dijo empezaron una colecta de dinero.
Actualmente afrontan el gasto mayor, que sería el notariado de cada libro, para lo que el costo inicial era de 40.000 bolivianos, monto que lograron reducir gracias a la colaboración de un notario que les cobrará 35.000 bolivianos.
Respecto a estos recursos económicos, Meriles aseveró que implicó otro esfuerzo conseguirlos ya que se tuvo que acudir a un préstamo bancario, dejando además de lado gastos personales como el de su caso, ya que tiene un automóvil en el taller que no podrá recoger aún debido a que esta semana se realizará el pago con el fin de presentar los libros listos para firmarse desde el día lunes 19.
“El revocatorio empezará el lunes, la presentación oficial es en la plaza principal a las 10 de la mañana. El tema económico es importante y es evidentemente un trabajo costoso, sin embargo lo vamos a lograr. Decirles al Gobernador y al Alcalde que el tema económico no va a ser un factor que pueda pararnos, el revocatorio se da sí o sí; tenemos la certeza que se va a lograr porque estamos recibiendo apoyo incondicional de las organizaciones. Hay que poner el pecho a las balas porque ya comenzaron los ataques, aunque no de frente, mandan a funcionarios públicos en las redes sociales para difamarnos, pero sé que esta es una causa noble porque toda la población siente el descontento”, manifestó Meriles.
Otro ciudadano que habilitó un revocatorio, en este caso para el concejal de UNIR, Francisco Rosas, es Héctor Dávalos, miembro de la agrupación ciudadana Frente Autonomista 15 de Abril, quien contó que desde su habilitación se ha sorprendido con los gastos económicos que implica el hacer posible su iniciativa.
El ciudadano de ocupación abogado, explicó que requieren de imprimir 400 libros y la impresión de cada uno cuesta 30 bolivianos en la imprenta más económica, mientras que el notariado por unidad cuesta unos 50 bolivianos. En ese marco, Dávalos opinó que corresponde que las entidades competentes hagan una socialización de estos costos, ya que impiden a los ciudadanos ejercer un derecho.
“Creo sinceramente que es un gasto exagerado, desde la impresión, el notariado de libros, gastos de traslado. Todo da a pensar que la ley está nomas a favor de los políticos, para que la gente que quiere activar revocatorios sepa, hay muchas trabas en el procedimiento, primero por la burocracia y segundo por el factor económico. Ahora mismo estamos viendo la posibilidad de abandonar, pero no de dejar de lado nuestra protesta. En nuestro caso observamos una gestión que da para hacer una novela, marcada por traiciones y peleas, por un equipo que está manejando la Alcaldía por más de 15 años”, aseveró Dávalos.

 

el
apunte

Situación
de los
revocatorios
en el Chaco

El pasado 2 de enero el TED de Tarija aprobó los memoriales presentados para el inicio del proceso de revocatoria de mandato, presentados por el ciudadano Marcos Escribes, que requería un total de 740 libros para recolectar más de 19 mil firmas para la revocatoria de mandato del alcalde Ramiro Vallejos, la concejala Ana María Soria, y los asambleístas departamentales Willman Cardozo y Jorge Arias Soto, todos ellos del municipio de Yacuiba. Escribes señaló que el llenado avanza normalmente, y que el costo de cada libro fue de 25 bolivianos.
Por otra p3arte, Rolando Vacaflor, vicepresidente del Comité Cívico Juvenil, aseveró que como institución están haciendo un llamado a que se respete la gestión de las autoridades elegidas por el pueblo. Asimismo, cuestionó de dónde provienen los recursos que manejan los ciudadanos que habilitaron iniciativas de revocatorio.