La Federación de Empresarios Privados de Tarija (FEPT) reportó que la tasa del desempleo en el departamento y principalmente en el sector empresarial esta gestión 2017 superó el nueve por ciento en la región, a consecuencia de la crisis económica y la paralización de las inversiones en proyectos y programas dentro las instituciones públicas.

Morales insistió que la crisis económica internacional y el precio del petróleo afectó al país.

De enero a octubre del año 2017 se cerraron 461 empresas en Tarija, si dos más cancelan su matrícula se alcanzará el record de cierres de los últimos seis años, toda vez que el 2016 fueron 463 las que optaron por esa decisión .

La transición política e institucional que vive la Región Autónoma del Chaco tarijeño tuvo repercusiones en el ámbito laboral, especialmente en quienes trabajaban en las sugobernaciones de Yacuiba, Villa Montes y Caraparí, donde se realizaron ajustes internos para reducir el aparato administrativo y los gastos. Esto generó que muchos funcionarios hayan quedado desempleados.

Dirigentes del pueblo Weenhayek de Villa Montes exigen a la Subgobernación de ese municipio y a la Gobernación que se activen los proyectos que generen empleos para su población.

Las familias campesinas, asociaciones de desocupados, transporte y otros sectores del departamento de Tarija demandan a las empresas petroleras que iniciaron actividades sísmicas y trabajos de exploración de hidrocarburos en la región, la contratación de mano de obra local y de otros servicios, principalmente en los municipios donde están operando.

La Federación Departamental de la Micro y Pequeña Empresa (Fedemype) de Tarija, informó que varios sectores afiliados a la organización bajaron su rendimiento productivo en la región en los dos últimos años, esto debido a la falta de circulante y poco movimiento económico.

Dirigentes de la provincia O´Connor iniciaron un bloqueo en puertas del campamento de la empresa Shell, en la comunidad de San Diego, con la consigna de exigir que se priorice la contratación de servicios y mano de obra local. Aseguran que actualmente quienes se benefician de trabajo son foráneos del departamento de Tarija e incluso del país.

La Red Departamental de Trabajadores y Trabajadoras en Servicios y Producción ingresó en estado de emergencia por el incremento del desempleo en la región y la masiva fuga de mano de obra calificada a los departamentos de Potosí, Cochabamba, Santa Cruz y La Paz.

La Federación Departamental de Profesionales de Tarija (FDPT) reportó que de los 8.000 profesionales registrados en la ciudad de Tarija, un 60 por ciento está desempleado por falta de espacios laborales, politización de los cargos y la falta de proyectos y obras en las instituciones públicas.