Martes, 17 Octubre 2017

Los gobernadores de Tarija, Santa Cruz y La Paz en diferentes porcentajes plantean una redistribución de los recursos de coparticipación tributaria; Oruro apunta a las regalías y Cochabamba cree que ninguna región aceptará que le quiten sus recursos, en el marco del Pacto Fiscal.

Las autoridades, representantes de instituciones y sectores sociales de los municipios del departamento de Tarija plantean, mediante proyectos de leyes, la creación de regalías en industrialización de gas y explotación de minerales que beneficien a las regiones. De esa manera se busca reactivar la economía de zonas como El Puente o Entre Ríos.

Las instituciones y autoridades de los municipios productores de hidrocarburos de los departamentos de Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca, el jueves 28 de septiembre, presentaron oficialmente en la Cámara de Diputados el proyecto de ley que plantea una nueva redistribución de la renta petrolera en el país, de acuerdo a la producción de cada región.

El presidente del Concejo municipal de Padcaya, de la provincia Arce, Eduardo Garnica, informó el jueves que una comisión de esa región viajó a la sede de Gobierno para presentar un proyecto de ley para que las regiones productoras de hidrocarburos puedan recibir el 45% de los ingresos que perciba el departamento de Tarija por ese concepto.

La reunión de autoridades municipales, instituciones y organizaciones sociales de los municipios productores de hidrocarburos de los departamentos de Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca determinó que el próximo 28 de septiembre se presentará el proyecto de ley para exigir un porcentaje de regalías y modificar la Ley 3038 del 45 por ciento que favorece a la Región Autónoma del Chaco.

El Gobierno nacional quiso cerrar ayer los dos debates que en las últimas semanas han convulsionado Tarija y que, como reconoció el viceministro de Autonomías Hugo Siles, son asuntos de competencia nacional.

Autoridades municipales e instituciones cívicas de los departamentos productores de hidrocarburos como Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca se reunirán el 12 de septiembre en la ciudad oriental para evaluar el proyecto de ley mediante el cual se plantea modificar la Ley 3038 y con ello cambiar la distribución de la renta petrolera. Se propone que cada región reciba el 45 por ciento de lo que se produce en su territorio.

El senador Fernando Campero Paz, de la  Bancada Unidad Demócrata por el departamento de Tarija, remitió a la Cámara de Senadores una solicitud de Petición de Informe Escrito (PIE) para que el ministro, Luis Alberto Sánchez, pueda explicar la liquidación de regalías entre Tarija y Chuquisaca por el megacampo Margarita.

La “confesión” de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) sobre la incorrecta aplicación del factor de distribución de regalías entre los campos Margarita y Huacaya lleva el conflicto a un nuevo estadio. Las suspicacias ya existían. La forma en que se forzó la conectividad de los dos campos y la manera en la que se gestionó el estudio, el factor de distribución y su posterior aplicación no dejó satisfecho a Tarija, que era el único que perdía en esta operación. La confirmación de YPFB, mediante documentación oficial, de la aplicación irregular de al menos 450 millones de bolivianos en cinco años, viene a constatar los peores presagios.

El Comité Cívico Departamental de Tarija analiza acciones luego de conocer el informe de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en el que se constata que el factor de distribución definido en 2012 para repartir las regalías del campo Margarita – Huacaya entre Tarija y Chuquisaca no se aplica. Según el informe, Tarija habría percibido más de 450 millones de bolivianos menos desde el mencionado año.