Viernes, 20 Octubre 2017

El pueblo indígena Tsimané de Bolivia sorprende al mundo

Escrito por  La Paz/ANF Mar 19, 2017

Un estudio publicado por la revista británica “The Lancet” evidenció que el pueblo indígena de Bolivia, Tsimané, tiene las arterias más sanas del mundo debido a la característica que su dieta y a la actividad física.

Según los resultados de la investigación, los hombres están activos cada día durante al menos siete horas y las mujeres, seis. En ese marco, se estima que los hombres dan un promedio de 17.500 pasos diarios y las mujeres, 15.500.  

Además se evidenció que el 14% de todo el alimento que consume este grupo de indígenas es grasa saludable. El 72% corresponde a hidratos de carbono (maíz, yuca, fruta, nueces, plátano, arroz, entre otros).

La mayor parte de los alimentos que consumen no son procesados y no los tsimané no tienen la costumbre de fumar en su comunidad. 

“Los investigadores se sorprendieron al comprobar que los tsimané adultos carecen del endurecimiento de las arterias que parece inevitable con la edad en otras sociedades”, señala una publicación de la BBC Mundo a propósito de ese estudio.

Según los expertos que desarrollaron la investigación, el grupo étnico boliviano sufre menos aterosclerosis que los japoneses, pueblo que es caracterizado por seguir una rigurosa dieta que descarta el consumo excesivo de grasas.

“Su edad vascular general es al menos una década más joven que la media de cualquier otra población del mundo”, indicó el cardiólogo Chris Rowan al medio británico.

Uno de los males que aqueja a la humanidad es la “aterosclerosis coronaria”, enfermedad caracterizada por el endurecimiento de las paredes de las arterias por la acumulación de grasa y colesterol. Si el mal no es tratado, van conformándose placas que obstruyen el flujo sanguíneo afectando al corazón.

La investigación mostró que un tsimané de 80 años tiene la misma edad vascular que un estadounidense de 55 años. Más del 80% de las personas que fueron sometidas a las pruebas no presentan cuadros de enfermedades del corazón.    

El estudio fue realizado por un grupo de expertos que, entre los años 2014 y 2015, visitaron un total de 85 aldeas tsimané. De la investigación participaron un total de 705 adultos, que se encuentran en un rango etario de 40 a 90 años. 

Todos se sometieron a una serie de estudios en un hospital de Trinidad, entre ellos un escáner tipo TAC (tomografía axial computarizada), análisis del nivel de la glucosa, la presión sanguínea, el colesterol y el ritmo cardíaco.