Fue a comprar droga y lo ejecutaron a balazos

Escrito por  Grupo Crónica Jul 17, 2017

La localidad bonaerense de Bernal, en el partido de Quilmes, se convirtió en escenario de un cruento y tremendo suceso, ya que un joven de 26 años, que se asegura era adicto al consumo de drogas,

fue salvajemente asesinado a balazos en el interior de la peligrosa villa Itatí. Se cree que el muchacho habría sido agredido por narcotraficantes, a quienes aparentemente pretendió comprarles paco. Autoridades policiales buscan de manera intensa a los responsables del crimen.
Los voceros de los tribunales de Quilmes revelaron que la infortunada víctima, de 26 años, era conocida en el humilde vecindario con el apodo de El Chupa.
El sangriento hecho se produjo en el cruce de Chaco e Ituzaingó, en el citado asentamiento, situado en el sur del conurbano provincial. Trascendió que los peligrosos marginales, que portaban armas de fuego, agredieron a disparos al muchacho y de inmediato huyeron a la carrera, refugiándose en el interior de los pasillos del asentamiento.
A raíz de lo sucedido, el joven tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital Isidoro Iriarte, situado en Allison Bell al 700, en jurisdicción de Quilmes, donde fue atendido por los médicos del centro asistencial. Sin embargo, posteriormente el joven dejó de existir como consecuencia de la gravedad de sus heridas y a pesar de la tarea desarrollada por los facultativos.

Heridas de gravedad
De acuerdo con lo manifestado por los informantes, la víctima del ilícito había sido alcanzada por dos certeros proyectiles (uno de ellos en el brazo izquierdo y el otro en la región intercostal del mismo lado). Pesquisas policiales de la comisaría de Bernal (2ª de Quilmes) realizan diferentes procedimientos con la intención de averiguar el paradero de los forajidos.
Al respecto, los servidores públicos opinan que muchacho intentó comprar paco y que, en dichas circunstancias, mantuvo una acalorada reyerta con los comercializadores de la sustancia ilegal, quienes lo atacaron a disparos a escasa distancia.
La villa Itatí, en la zona que es tradicionalmente conocida como el Triángulo de Bernal, es uno de los lugares de mayor peligrosidad del Gran Buenos Aires, en la que muchachos trabajadores se ven obligados a convivir con grupos delictivos.