Lunes, 20 Noviembre 2017

Reo viola a su hija en el penal y espera condena

Escrito por  RUBEN MONTAÑO/ EL PAIS EN Ago 23, 2017

Un privado de libertad violó a su hija en una celda del penal de Morros Blancos en el año 2014. A consecuencia de este hecho la menor quedó embarazada, 

ahora el progenitor espera su  segunda condena, ya que con anterioridad fue sentenciado a 20 años por violar a una menor de edad. 

El fiscal a cargo de este caso, Daniel Lobos, informó que el juicio continúa en proceso, ya que el tribunal de sentencia a través de una solicitud presentada por la defensa del acusado, solicitó la declaración de dos testigos, los cuales vendrían a ser también privados de libertad. Ante esta solicitud el juicio continuara el día jueves

El hecho se suscitó en noviembre del año 2014 cuando una menor de 12 años visitó a su padre en el penal de Morros Blancos. Posteriormente ingresaron a la celda, donde la menor fue violada por su progenitor, el cual se encontraba en el recinto tras recibir una condena de 20 años por haber violado  a una menor de edad  en el año 2011.

A raíz de esta violación la menor quedó embarazada, por lo que la Defensoría de la Niñez y Adolescencia en coordinación con el Ministerio Público solicitaron la interrupción del embarazo. Lo cual fue concedido.

“Estamos en la parte final del juicio, como Ministerio Público estamos solicitando 30 años.  La pena  que se da por violación es de 20 a 25 años, pero la persona acusada  no puede  ser acogedora de la pena mínima  porque tiene antecedentes de violación, ya que fue sentenciado con anterioridad a 20 años” aclaró Lobos.

Se detalló que el Ministerio Público con todos los elementos probatorios presentados ante el tribunal de sentencia solicitó 25 años de sentencia, más 5 años por agravantes, dando una condena total de 30 años sin derecho a indulto.

Interrupción 

El aborto es ilegal en Bolivia excepto en casos de violación, incesto, estupro o si existe riesgo para la vida de la mujer. 

Las víctimas deben contar con una resolución judicial para poder interrumpir un embarazo bajo los supuestos admitidos por la ley.