Sábado, 18 Noviembre 2017
Las jóvenes sufrieron graves heridas. Las jóvenes sufrieron graves heridas.

Exigen justicia para hermanas víctimas de brutal golpiza

Escrito por  ERBOL Sep 13, 2017

Este caso conmocionó a la población del Valle Alto de Cochabamba. Dos jóvenes hermanas sufrieron una golpiza y abuso brutal de parte de un grupo de personas por un conflicto de terrenos. Las víctimas piden justicia y denunciaron encubrimiento de instituciones a los responsables de la agresión reportó radio Ecológica de la Red ERBOL.

 

Según la emisora local, las jóvenes son huérfanas y fueron acogidas por una familia. Ellas ganaron un proceso por un inmueble que correspondía a su madre fallecida y les recomendaron hacer una construcción para tomar posesión del terreno.

Desde marzo de este año, las hermanas empezaron a dormir en el inmueble ubicado en la comunidad Villa Copacabana de Tolata, hasta que el 7 de agosto pasado fueron víctimas de una brutal agresión de parte de un grupo de personas que ingresó a su casa y las golpearon.

En un terrorífico relato, las víctimas contaron que fueron inmovilizadas y salvajemente golpeadas. Una de ellas sostuvo que la golpiza fue de tal magnitud que llegó el punto que había perdido la sensibilidad. “Ya no sentía más dolor, ‘te voy a matar’, me ha dicho, me he tapado con mis dos manos y le he dicho ‘no me mates papituy, qué cosa quieres te voy a dar, no me mates’”, contó.

Las hermanas dijeron que por la golpiza perdieron la conciencia y que al menos una de ellas despertó con el buso abajo, sin saber lo que le había ocurrido. Lograron comunicarse con la Policía, que las llevó a recibir atención médica.

Las hermanas quedaron con graves heridas. En fotografías tomadas después de la agresión, se puede observar que ambas tenían el rostro lleno de sangre e hinchado al punto que el ojo izquierdo de ambas quedó cerrado. Médicos diagnosticaron que una tenía un traumatismo encéfalo craneal, y su hermana daño en el ojo con posible desprendimiento de la retina.


Las víctimas identificaron a sus agresores, pero desde entonces no encuentran justicia. Denunciaron que el Servicio Legal Integral Municipal (SLIM) les negó colaboración. Ellas creen que eso se debe a que un asesor del alcalde de Tolata es también el abogado defensor de los acusados.

Lamentaron también que a más de un mes de la golpiza, la Policía no haya emitido el informe correspondiente. Señalaron también que en el hospital Viedma le dieron 90 días de impedimento, pero la forense de Punata sólo les otorgó cuatro días.

Indignadas por el caso, las mujeres de Cliza realizaron una marcha la semana pasada y cercaron oficinas policiales exigiendo justicia para las hermanas. Las manifestantes pidieron cárcel para los golpeadores.

Lo más leído hoy