Martes, 21 Noviembre 2017

Robos y asaltos atemorizan a periodistas en su propio barrio

Escrito por  ARTURO FERNÁNDEZ C/EL PAÍS EN Oct 23, 2017

Eran poco más de las ocho de la noche del pasado 10 de octubre cuando Juan (nombre ficticio), de 13 años de edad, fue asaltado por otro menor y una persona mayor, quienes haciendo uso de un cuchillo y un arma de fuego, le arrebataron sus pertenencias cerca de su domicilio.

De hecho, en su afán por quitarle sus cosas, los delincuentes cortaron el cuello al menor, pero afortunadamente la herida no fue profunda.
Pedro Soleto, dirigente de la urbanización de Los Periodistas, cuenta que cuando este hecho ocurrió, él junto a otras personas estaban a 30 metros del atraco, por lo que cansados de la inseguridad que viven en la zona, los vecinos se organizaron de manera inmediata e hicieron un rastrillaje para dar con los malhechores.
Según cuenta el dirigente, los vecinos de éste y otros barrios cercanos que también son afectados, como Bella Vista 1 y 2, saben quiénes son los delincuentes y familias que atemorizan la zona, pero se ven obligados a callar porque fueron amenazados. “Les han dicho que si hablan o dicen algo, les van a cortar la cara y una serie de cosas”, asegura.
Pese a eso, en aquella ocasión, quienes viven en el lugar se animaron a denunciar a los antisociales, y días después junto a la Policía, se logró aprehender a los responsables del delito; un menor de 16 años que quedó en libertad tras su audiencia cautelar por no tener antecedentes policiales, mientras que el mayor, fue enviado a la cárcel de El Palmar.
Una semana después, otro hecho causó zozobra en los periodistas que viven en la zona, puesto que una casa fue robada y prácticamente vaciada. Hasta ahora no se tienen datos ni avances en la investigación del caso.
Los citados, son sólo dos ejemplos, de los tantos hechos delictivos que pasaron en la corta vida de la urbanización Los Periodistas del municipio de Yacuiba. Ubicada a 10 kilómetros del centro de la ciudad, el barrio que tiene 125 casas y está habitado en un 70%, se encuentra más cerca de la comunidad de Campo Pajoso que de la misma ciudad y su ubicación está sobre la carretera de Bella Vista 1, ingresando 1 km más adentro, frente a la comunidad de La Grampa.
“Últimamente la urbanización se ha visto insegura por una serie de situaciones que se están dando en cuanto al robo a casas, hemos tenido cuatro casos en lo que corresponde a nuestra organización, pero más allá de eso hemos tenido muchos robos de celulares, especialmente a niños y niñas, que cuando retornan del colegio les han arrebatado sus celulares y otras pertenencias. Lo peor es que lo han hecho con armas de fuego y con arma blanca”, denuncia Soleto.
La preocupación en los periodistas y sus familias es bastante, razón por la cual han emitido en dos ocasiones, 9 de julio y 11 de octubre de este año, dos votos resolutivos pidiendo a las autoridades policiales, del Ministerio Público y del poder judicial que garanticen la seguridad ciudadana en la zona.
Según describe Soleto, además de ser una urbanización alejada de la ciudad, uno de los principales problemas es que el lugar está rodeado por quebradas y monte, por lo que los antisociales se esconden entre los matorrales, la maleza y cuando los menores bajan del micro retornando de clases, salen de sus escondites y les quitan sus celulares o algunos objetos de valor, a través de la intimidación con armas blancas e incluso con armas de fuego.
“El ingreso a la urbanización no es iluminado y se han dado algunos casos en los que los delincuentes colocaron piedras en la entrada y cuando los vecinos llegaban en moto, se veían obligados a parar, a bajarse y ahí los asaltaban, e incluso en algunos casos hasta los golpearon”, finaliza.

Compromiso de la Policía y falta ayuda institucional

A raíz de estos problemas que ya fueron denunciados a la Policía, el comandante de frontera policial ha comprometido hasta cinco patrullajes por día, uno en la mañana y otro en la tarde a través de la Policía Caminera que está asentada en Campo Pajoso. En las noches, a través del grupo Delta, PAC y Radio Patrullas 110. Esto se cumplió en ocasiones, puesto que la Policía argumenta que no tiene cómo llegar al lugar, por la falta de reparación de movilidades que debe realizar la Gobernación.

Lo más leído hoy