Desde el 10 de enero un policía está desaparecido

Escrito por  ARTURO FERNÁNDEZ C./EL PAÍS EN Ene 17, 2018

Como si se lo habría tragado la tierra, un policía se encuentra desaparecido desde el 10 de enero pasado y hasta la fecha, ni sus familiares ni amigos saben nada de él. Se trata de Luis Alberto Arce Mamani, de 25 años de edad, oficial de la Policía que trabajaba en el municipio de Entre Ríos y padre de un bebé de 2 meses.

Su concubina, Rocisel Cusi, dijo que no sabe nada de él en realidad desde el domingo 7 de enero, pues él salió de su domicilio en Entre Ríos, rumbo a la capital tarijeña para reunirse con su familia; sin embargo, él estaba con sus familiares hasta el miércoles 10, día en el que salió de su domicilio rumbo al banco para retirar un dinero.
“Él trabaja en Entre Ríos pero no ha llegado al trabajo. Empecé a llamar a sus amigos, familiares, pero nadie me decía nada, además que yo tengo a mi bebé de dos meses y no podía hacer nada. Ya formalicé la denuncia pero estamos esperando los requerimientos para sacar extractos de llamadas, extractos del banco, para saber si sacó dinero o lograr algún dato de él”, refirió la concubina.
Ella cuenta que lo único que consiguió en estos días es que antes de su desaparición, un amigo suyo le contó que ese día (10 de enero) se tenían que encontrar y que por ello, su pareja (policía) le había dicho que iba a sacar dinero y después de eso se iban a reunir, pero nunca llegó a su destino. Así, Rocisel cuenta que la denuncia ya fue hecha y están ahora a la espera de los requerimientos fiscales para que colaboren con los extractos. Hasta ahora su celular está apagado, él no sacó ropa de su domicilio cuando salió de Entre Ríos, pues según su mujer, él acostumbraba salir de allá y volver el mismo día, por lo que nunca se llevaba ropa.
“Si alguien sabe algo de él, que me diga, que llame a sus familiares o vaya a la Policía. Estamos pegando folletos y moviéndonos para saber algo de él. Mi número de contacto es el 75147854”, añadió.
La madre del desaparecido, que se notaba desesperada y preocupada, pidió entre llanto ayuda a la sociedad y sobre todo a las autoridades para que puedan darle algún dato de su paradero. “Ayúdenme a encontrar a mi hijo, ayúdenme a buscarlo, solo quiero encontrarlo y saber de él. Este es el bebé de mi hijo y tiene tan solo 2 meses”, dijo mientras sostenía a su nieto.