Encapuchados y armados asaltaron casa en Tomatitas

Escrito por  ARTURO FERNÁNDEZ C./EL PAÍS EN Ene 19, 2018

Como si se tratase de una película de policías y ladrones hollywoodense, o vivieran en una urbe de los grandes países desarrollados, una familia de la comunidad de Tomatitas fue víctima de un robo agravado en el que cinco encapuchados y con armas de fuego entraron a su domicilio y se llevaron todo lo que estaba a su alcance.

De acuerdo al reporte policial, en fecha 16 de enero a horas 8.20 aproximadamente personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de San Lorenzo se constituyó hasta la avenida principal de Tomatitas para verificar un robo agravado en el domicilio de la familia Vaca.
Según el relato de la víctima, al promediar las 8.10 de ese día sonó el timbre del domicilio de la familia, por lo que la empleada del hogar salió a atender dicho llamado. Una vez que abrió la puerta, una persona de sexo masculino tenía cubierta su cara con un barbijo, pero además portaba un arma de fuego; inmediatamente y tras él, ingresaron otros cuatro sujetos que tenían sus rostros cubiertos con pasamontañas y también portaban armas de fuego.
Una vez en el interior, redujeron al señor R.V.T. (propietario), S.V.M. y J.A.V.M. (hijos) y a la empleada, a quienes los maniataron con precintos de plásticos, para agredirles físicamente. Posteriormente, los ladrones pidieron a las víctimas que avisen donde estaba la caja fuerte, mientras procedían a buscar dicho elemento en toda la vivienda.
Al no encontrar lo que buscaban, llevaron a estas cuatro personas más dos menores de edad y los encerraron en un baño de la planta baja, dándoles la orden de que no salgan en diez minutos de dicho lugar, caso contrario los matarían.
Así los delincuentes aprovecharon ese tiempo y salieron de dicho domicilio llevándose todo lo que pudieron: dos celulares marca Samsung, una cadena de oro, 8.200 bolivianos, 10 mil dólares americanos, 800 pesos argentinos, un reloj de oro, un juego de Play 2, una billetera con documentos y joyas de la esposa del denunciante.
Afortunadamente no se registraron daños personales de consideración y los que habitaban la casa sólo sufrieron policontusiones. El caso se encuentra en proceso de investigación y es de conocimiento del Ministerio Público.