Violó a su cuñada de 13 y le dieron 20 años de cárcel

Escrito por  RUBEN MONTAÑO V./EL PAÍS EN Feb 21, 2018

Marcos R, abusó de su cuñada cuando tenía 9 años, a los 13 la violó. En el 2016 fue aprehendido y enviado con detención preventiva al penal de Morros Blancos.

Luego de más de un año, el imputado aceptó someterse a un proceso abreviado y los jueces determinaron sentenciarlo a 20 años de presidio.
La asesora legal de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, Carolina Ortiz, detalló el hecho y dijo que en el año 2013, marcos de 30 años, de ocupación taxista, aprovechó que su mujer no se encontraba en su domicilio por su trabajo, para realizarle tocamientos a su cuñada que en ese entonces tenía 9 años, pero la menor al recibir las amenazas de su agresor calló el abuso.
En 2016, no conforme con los abusos que por años le realizaba a su víctima, el agresor tomó la decisión de violarla, situació que la menor no aguantó y decidió contar lo sucedido a su hermana.
La mujer denunció a su pareja por el delito de violación y en ese mismo año el agresor fue aprehendido, horas después se efectuó la audiencia de medidas cautelares para el imputado, en la cual el juez al valorar los antecedentes de abuso y de violación, consideraron al imputado un peligro para la víctima, ya que la menor vivía en el mismo domicilio que su agresor. Por tal razón el juez de la sala cautelar determinó dar la detención preventiva.
Luego de más de un año, el cual duró el proceso de investigación, el pasado lunes en horas de la mañana dio inicio el juicio para el imputado, el mismo a través de su abogado defensor manifestó aceptar su culpabilidad en el hecho y decidió someterse a un proceso abreviado.
Proceso en el cual, el Ministerio Público y la defensa de la víctima estuvieron de acuerdo, por tal razón los jueces del tribunal segundo de sentencia, determinaron condenar a Marcos R, con 20 años de privación de libertad en el Penal de Morros Blancos.
Al respecto, Ortiz manifestó que por causa de la agresión, la familia y la menor habrían tomado la determinación de irse a vivir a la ciudad de Santa Cruz.
“Durante el proceso se realizó pericias psicológicas a la víctima, en las cuales se pudieron evidenciar el trauma que padecía a causa de la agresión”, finalizó.