La golpeó, violó y e intentó matarla tras 2 días de casados

Escrito por  ARTURO FERNÁNDEZ C./EL PAÍS EN Mar 19, 2018

Una mujer en Tarija tuvo la peor experiencia de su vida tan solo 48 horas después de haberse casado, y fue precisamente su esposo el causante de aquello, quien dos días después del matrimonio, la golpeó, la violó y quiso matarla, pero afortunadamente para la víctima, sus padres la salvaron.

De acuerdo a la denuncia de la víctima JOR (según sus iniciales), misma que fue presentada al Ministerio Público, ella y su pareja PVD (según sus iniciales) tuvieron una relación de noviazgo de 8 meses aproximadamente, posteriormente convivieron por cuatro meses y el sábado 3 de marzo decidieron unir sus vidas, tanto en lo civil como religioso.
Cuenta que durante el tiempo de noviazgo y de convivencia ella notó que su pareja tenía problemas de celos y que reaccionaba bruscamente en algunas ocasiones a raíz de esto. Como pasó un fin de semana que salieron a la discoteca con algunos amigos y amigas. En esa ocasión y sin dar explicación alguna, el sindicado la sacó de la discoteca a empujones, la obligó a subirse al auto mientras la insultaba, la llevó a su domicilio donde convivían y ahí la golpeó.
“Me dio patadas, puñetes y me forzó a tener relaciones sexuales, yo le decía que me deje mientras lloraba, pero a él no le importaba, me agarraba de los brazos para que yo no pueda defenderme y como él es tan fuerte yo no podía ni moverlo. Luego entraron sus padres con sus llaves e hicieron que él deje de agredirme, lo calmaron y yo me fui a dormir al otro cuarto”, relató.
La víctima dijo que pese a esas malas experiencias que tuvo en la época de noviazgo, y a la oposición clara que tenía la familia de él respecto a esa relación, ellos decidieron casarse y así lo hicieron el sábado 3 de marzo, por lo civil y religioso.
El día del matrimonio pasó normal y sin complicaciones; sin embargo, al día siguiente comenzaron los problemas, porque como era la “sanada” y habían organizado más festejos pero sólo con la familia y amigos más cercanos; al promediar las 6 de la tarde llegó recién la familia de su esposo, y como ya era muy tarde, pues los espacios para sentarse y la comida no alcanzaron, por lo que ellos se salieron de la fiesta, no sin antes insultar a la flamante esposa y a su madre.
JOR cuenta que al salir de su hogar le dijeron, “desgraciada, mañana mismo los voy a hacer divorciar” y mientras hablaban así, lo jaloneaban a su esposo para que se vaya con ellos. Así fue el primer día después de casados de la joven pareja, que vivió una tormenta el día después.
La pareja salió el lunes 5 de marzo con los padres y amigas de la mujer a comer pescado, cuando en plena cena el esposo recibió un llamado y mensajes de su familia invitándole a una parrillada que habían hecho en su honor, por lo que éste se fue de ahí dejando a la mujer sola con sus invitados, pese a que ella le había pedido que no lo haga.
Tras cenar, la mujer se fue con sus padres a la casa donde vivía para despacharlos a su lugar de origen, pues habían llegado sólo para la boda. Cuando de un momento a otro el esposo llegó, por lo que el papá de la víctima le reclamó y sugirió que no debe dejar sola y de esa forma a su esposa, ya que estaban casados.
Así, en ese ambiente despidieron a las visitas, ella se metió al cuatro a descansar, el agresor salió por un momento en su auto y al rato volvió pero muy violento, molesto y con la firme intención de dejarla, por lo que le tiró el anillo de matrimonio, comenzó a alistar sus cosas para irse y dijo que ya no quería estar casado con ella.
“Me dijo que se va a despedir de mi de la peor forma, por lo que me agarró a la fuerza, me metió al cuarto a empujones, me tiró a la cama se puso encima de mí y quería obligarme a decir que mis padres son una basura y mierda. Yo no quería decir eso, por lo que comenzó a darme puñetes en la cara, boca y cabeza, por lo que para que me suelte tuve que decir lo que quería”, refirió.
Tras esto, ella le suplicaba que la dejara pero él seguía con los golpes. Así que intentó zafarse y escapar, pero no pudo y fue peor, pues el agresor la agarró y le dijo “Te vas a arrepentir de lo que te querías escapar”.
Así, la amenazó con violarla usando un desodorante, luego cometió el acto sexual bruscamente y cuando ella hacía fuerza para soltarse y escaparse, éste agarró un estilete y le amenazó con cortarle la cara.
“Te crees mucha cosa, muy bonita, te voy a cortar la cara para que no sientas lo que no eres. Te voy a matar y por tu culpa voy a ir a la cárcel”, le repitió dos veces.
Cuando todo parecía inevitable, afortunadamente para ella, sus padres tocaron la puerta, y él la soltó, no sin antes amenazarle y conminarle a que les diga que eran felices juntos; pero ni bien abrieron la puerta del cuarto, ella salió corriendo a abrazar a sus padres y les contó todo.
Ahora el sujeto fue denunciado en la Fiscalía por el delito de violación y feminicidio en grado de tentativa y el caso se encuentra en proceso de investigación.