Otra vez la falta de precaución y el exceso de velocidad, imprudencias constantes en los conductores, volvieron a cobrar la vida de una persona en un accidente de tránsito. En esta ocasión un conductor de motocicleta de 22 años falleció la noche del pasado martes.