El desenlace del inquietante fenómeno se producirá dentro de dos semanas.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), de Estados Unidos, alertó hoy sobre el posible impacto contra la Tierra de un asteroide más grande que el Empire State, el edificio más alto del mundo.

El asteroide, bautizado como 2017 AG13, pasó cerca de la Tierra, a una velocidad de 16 kilómetros por segundo.

  La NASA lanzó el jueves por la noche una sonda espacial llamada OSIRIS-REx para perseguir un asteroide oscuro y potencialmente peligroso llamado Bennu. La sonda tomará una muestra del asteroide y, en una novedad para el programa espacial de Estados Unidos, la traerá de vuelta a la Tierra.