Ante las denuncias que se presentaron dentro de un local nocturno denominado “Quita Penas” en el municipio de Villa Montes, sobre posibles robos que se cometían en el recinto luego que rateros drogaban a sus víctimas con píldoras para sustraerles sus pertenecías, es que la alcaldía procedió con el cierre definitivo del lugar.

 Con el objetivo de que cumplan con la normativa vigente, los miembros de la Guardia Municipal ejercerán un riguroso control de los locales nocturnos, anunció su comandante, mayor Edson Rojas.