Domingo, 25 Febrero 2018

Grafeno y electrolitos materiales para las baterías de mañana

Escrito por  INNOVA/AGENCIAS Ene 21, 2018

El litio se está convirtiendo en uno de los materiales más deseados en los últimos meses. Su presencia en unos pocos países y su gran potencial para las actuales baterías de vehículos eléctricos y dispositivos móviles lo han convertido en el petróleo del futuro.

Sin embargo, la surcoreana Samsung ha ido un paso más allá en la guerra de las baterías y ha apostado por dos nuevos materiales. En el Salón del Automóvil que se celebra en Detroit (Estados Unidos), la tecnológica ha presentado una batería para vehículos eléctricos con sistema de carga rápida, con la que es posible recorrer hasta 600 kilómetros tras una recarga de 20 minutos. Además, la compañía surcoreana también desvelará próximamente una tecnología de bolas de grafeno que garantiza una capacidad un 45 por ciento mayor y una velocidad de carga cinco veces superior.
La división de baterías SDI de la tecnológica asiática ha presentado sus novedades en el marco de la edición de 2018 de la feria especializada North American International Auto Show (NAIAS), que se celebra en Detroit (Estados Unidos). En la muestra, Samsung ha presentado un catálogo de baterías para vehículos eléctricos (EV) e híbridos con capacidades (PHEV) de 37, 50, 60 y 94 amperios por hora.
Como ha explicado la compañía en un comunicado, la nueva gama de Samsung SDI está encabezada por las nuevas baterías que presentan un sistema de carga rápida capaz de otorgar a vehículos eléctricos una autonomía de recorrido de hasta 600 kilómetros tras una carga de 20 minutos.
Además, la división especializada de Samsung mostrará en el evento la nueva tecnología de bolas de grafeno, un material que otorga a la batería un incremento del 45 por ciento en capacidad y una velocidad de carga cinco veces más rápida, según datos de la empresa surcoreana. Estas bolas de grafeno integrarán las próximas baterías en estado sólido de la marca asiática, que ha asegurado que mejoran su “capacidad y seguridad”.
El Instituto de Tecnología Avanzada de Samsung (SAIT) ha patentado tanto en Corea del Sur como en Estados Unidos un método a través del cual sintetizar grafeno en forma de “palomitas” tridimensionales mediante sílice. Una vez obtenido el grafeno bajo esta forma, puede utilizarse en los ánodos y en los cátodos de las baterías para conseguir todas las mejoras que promete Samsung.
Una de las mayores ventajas que ofrece el grafeno es una alta conductividad y una durabilidad destacada, si bien la dificultad en su obtención (hasta ahora manual y a partir de grafito) ha alargado y complicado mucho su paso a la fabricación masiva y a su aplicación en el terreno en el que más prometedor es, el de las baterías.

Lo más leído hoy