Viernes, 23 Febrero 2018

Estudiantes de la escuela secundaria MarjoryStoneman Douglas marcharon al parlamento del estado norteamericano de Florida para demandar un mayor control de armas tras el tiroteo masivo ocurrido en ese centro docente.

Un juez federal de los Estados Unidos ordenó que el ex-presidente de Bolivia Gonzalo Sánchez de Lozada y su exministro de Defensa Carlos Sánchez Berzaín, sean sometidos a juicio en un caso civil interpuesto por las familias de varios ciudadanos bolivianos asesinados en octubre 2003.

Un juez federal de los Estados Unidos ha ordenado que el ex-presidente de Bolivia y su ministro de defensa sean sometidos a juicio, alegando que el ejército boliviano realizó una masacre a más de 50 de sus propios ciudadanos en octubre del 2003.

Estudiantes estadounidenses se tendieron en el suelo frente a la Casa Blanca en una protesta contra la violencia armada existente en el país y los tiroteos masivos.

Estados Unidos mantiene su atención a señales de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) sobre la posibilidad de comenzar un diálogo bilateral, manifestó el jefe de la diplomacia norteamericana, Rex Tillerson.

Aturdidos por uno de los más sangrientos tiroteos en una escuela secundaria en la historia de Estados Unidos, estudiantes del país se movilizaban el domingo para exigir leyes más estrictas sobre control de armas de fuego, en momentos en que funcionarios de Florida analizaban el momento de reabrir el establecimiento.

Estados Unidos volvió esta semana a ser escenario del inacabable drama de los tiroteos masivos con decenas de víctimas y donde mueren cada año una media de 34 mil ciudadanos, 93 por día.

La Policía ha acordonado una escuela en la ciudad de Filadelfia (Pensilvania, EE.UU.) luego que un estudiante denunciara la presencia de un hombre armado en el recinto.

El presidente Evo Morales recibió el viernes el saludo protocolar del cuerpo diplomático acreditado en Bolivia y expresó su deseo de que Estados Unidos no conspire otra vez contra Bolivia y el proceso de cambio.

El FBI recibió una advertencia en septiembre sobre un comentario en Internet del joven de 19 años acusado de matar a 17 personas en su antigua escuela secundaria, pero no pudo ubicarlo, informó el jueves un agente.

Lo más leído hoy