Sábado, 18 Noviembre 2017

Especialistas aconsejan iniciar en octubre la reforestación en Sama

Escrito por  YENNY ESCALANTE F./EL PAÍS EN Ago 17, 2017

Tras el incendio suscitado hace unos días y que afectó 10.600 hectáreas de la Cordillera de Sama, grupos voluntarios se trasladaron hasta el lugar para iniciar con las plantaciones. Sin embargo, especialistas aseguran que lo ideal es empezar la reforestación en octubre, ya que en esos meses se tendrán las primeras lluvias y se garantizará el crecimiento óptimo de las especies que se quemaron.

El director de la organización no gubernamental Nativa, Iván Arnold, reconoció que existe la voluntad de la población tarijeña para iniciar desde ahora con las acciones para repoblar las áreas quemadas, no obstante, es necesario esperar un tiempo oportuno para conocer el diagnóstico certero y objetivo de la situación en Sama. A partir de ello se escogerá el tipo de especies se plantarán, las áreas, cantidades, etc.
“Se habla de miles de hectáreas (dañadas), pero entre esas hay zonas de pastizales donde históricamente no había árboles, y donde ahora tampoco hay necesidad de plantarlos. Sí hay que volver a poner árboles en los sitios donde se quemaron”, sostuvo.
Fue enfático al señalar que hay tiempos naturales que se deben esperar antes de iniciar con la repoblación. “Lo que hay que saber es que estamos en el mes de agosto, lo ideal es que se empiece en septiembre con los viveros para que en octubre o noviembre, cuando empiecen las primeras lluvias, ya podamos tener las primeras plantas poniéndose en el terreno”, indicó y dijo que solo así se garantizará el éxito de crecimiento de esas especies.
Además se debe tomar en cuenta la composición de las plantas, las áreas y espacios donde podrán crecer. “No solo es meter mil o 10 mil árboles, sino ver el tipo de árboles y la composición de esas especies nativas. Cuál era la densidad del Pino de Cerro, los Molles, etc.”, dijo.
En cuanto a los suelos, Árnold explicó que con un incendio no hay una gran afectación a la tierra, por lo que no es necesario realizar trabajos especiales debido a que esos terrenos son fértiles y si se planta una especie, ésta germinará.
Una opinión diferente manifestó el director del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), José Yucra, quien afirmó que los suelos fueron muy afectados debido a la magnitud del siniestro. Es por ello que se conformará un equipo de especialistas para determinar aquello y tener datos verídicos.
“Se debe considerar la magnitud de la degradación del suelo, lastimosamente fue muy afectado y esa conformación de un equipo técnico multidisciplinario nos va a garantizar a nosotros saber cuántos años se tiene que esperar para que recupere el suelo. Todo depende del lugar”, añadió.

Especies nativas
El ejecutivo de la Central de Campesinos de Méndez, Asunción Ramos, agradeció la predisposición de la gente para ayudar a reforestar, pero dijo que es imperioso esperar un tiempo adecuado, coordinar con los profesionales en el tema para conocer cuándo es oportuno iniciar las acciones.
Informó que en su jurisdicción, el tipo de especies existentes son el Pino de Cerro, el Guayabo, Molle, el Churqui, la Chilca, la Tola, el Aliso, entre otras, no obstante, hasta el momento no se conoce cuál de éstas fueron dañadas, es por ello que están a la espera de un estudio.
“Pero no está demás quien quiera regalar un manzano para la zona, no se quemó eso, pero ayudaría a la gente de la zona que perdió ganado y su serranía, y le llega bien que le regalen una planta, porque es como si le regalarían una vida a cualquier ser humano”, añadió.

 

el
apunte

Antecedentes
del siniestro
en la Reserva
de Sama

Unas 10.600 hectáreas fueron dañadas por el incendio sufrido en la Reserva Biológica de la Cordillera de Sama de Tarija. Fueron afectadas áreas que abarcan bosques, pastizales y zonas con biodiversidad. De las hectáreas perdidas, más del 70 por ciento corresponde al área protegida mientras que el porcentaje restante pertenece a comunidades ubicadas en el lugar.
El 16 de agosto se conformó un equipo multidisciplinario de profesionales, quienes valorarán los daños y a partir de ello se iniciará el cronograma de actividades.

Lo más leído hoy