Lunes, 20 Noviembre 2017

Petroleras de EEUU planean ataque judicial contra PDVSA

Escrito por  Venezuela/Telesur Mar 20, 2017

Las transnacionales Exxon Mobil y Conoco Phillips traman un ataque judicial contra Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA), alertó este domingo el periodista venezolano José Vicente Rangel.

La demanda en curso por parte de la estadounidense Conoco Phillips trata del desarrollo del bloque Petrozuata, el cual produce aproximadamente 120 mil barriles diarios.  La demanda introducida por esta transnacional está por el orden de los 22.000 millones de dólares
Mientras que la trasnacional Exxon prepara una demanda judicial vinculada a su participación en el proyecto Cerro Negro de la Faja, cuya producción es de 140 mil barriles de crudo diarios. Esta demanda en apelación es por 7.000 mil millones de dólares.
“El cerco y los ataques contra Venezuela se expanden y al mismo tiempo tratan de golpear las áreas más sensibles de la economía y las finanzas del país”, opinó el periodista venezolano José Vicente Rangel este domingo durante su programa José Vicente Hoy.
El problema de estas trasnacionales con Venezuela es que rechazan migrar al esquema soberano de empresas mixtas (60% de las acciones en manos de Venezuela y 40% a la empresa exntranjera) establecido en las leyes venezolanas.
Asimismo rechazan el acuerdo de participación en los bloques de la Faja Petrolífera del Orinoco en los desarrollos de Petrozuata, La Hamaca y Corocoro (ahora llamados Petroanzoátegui, PetroPiar y PetroSucre), por ellos decidieron emprender la vía judicial desde 2007.
Venezuela presentó en mayo de 2016 una solicitud ante el Tribunal Arbitral del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) para que reconsiderara su posición con respecto al fallo emitido el 9 de febrero de ese año, en el caso presentado por Conoco Phillips, tras la nacionalización de sus participaciones en las asociaciones de la Faja Petrolífera del Orinoco.
El 10 de marzo un tribunal arbitral del Banco Mundial revocó la decisión que ordenó a Venezuela pagar 1.400 millones de dólares en daños a la estadounidense Exxon Mobil Corp, por la nacionalización de sus activos.