Ataques en Londres dejan siete muertos y 48 heridos

Escrito por  LONDRES / Reuters Jun 05, 2017

La primera ministra británica, Theresa May, pidió el domingo una respuesta más enérgica al extremismo islamista después de que tres atacantes arrollaron a peatones con una furgoneta en el Puente de Londres y apuñalaron a otros transeúntes en las cercanías, matando a siete personas e hiriendo a otras 48.

La policía metropolitana de Londres arrestó a 12 personas en el distrito Barking del este de la ciudad en relación con el ataque y está realizando redadas en la zona, dijo la fuerza de seguridad.
El ataque ocurrió cinco días antes de una elección parlamentaria y es el tercero que se produce en Reino Unido en menos de tres meses. May dijo que la votación se realizaría el jueves como está previsto.
“Es momento de decir que ya basta”, declaró la líder conservadora en un comunicado televisado afuera de su oficina en Downing Street, donde las banderas ondeaban a media asta.
“No podemos y no debemos pretender que las cosas pueden continuar como están”, afirmó May, pidiendo una estrategia antiterrorismo fortalecida que podría incluir condenas de prisión más prolongadas para algunos delitos y nuevas regulaciones sobre Internet.
Hace menos de dos semanas, un islamista suicida mató a 22 personas, algunos de ellos niños, en un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande en Manchester. En marzo, en un ataque similar al del sábado, un hombre mató a cinco personas tras arrollarlas en el Puente de Westminster, en el centro de la ciudad.
La noche del sábado, la policía abatió a tiros a tres agresores varones en la zona de Borough Market cercana al puente ocho minutos después de recibir la primera llamada de emergencia pasadas las 10 de la noche hora local (2100 GMT). Ocho agentes dispararon al menos 50 tiros para abatir a los sujetos que parecían atacantes suicidas utilizando chalecos explosivos.
Testigos describieron escenas estremecedoras de cómo los atacantes llevaron su furgoneta blanca hacia la vereda del puente, arrollando a los peatones, y cómo los tres hombres corrieron hacia una zona llena de bares y restaurantes, apuñalando personas de forma indiscriminada.
El Gobierno de May anunció que se realizará un minuto de silencio en todo el país a las 1000 GMT del martes para rendir respeto a las víctimas del ataque y que las banderas permanecerán a media asta en los edificios gubernamentales hasta la tarde del martes.
En un edificio de departamentos en Barking, un residente dijo a Sky News que escuchó explosiones controladas en la mañana del domingo, en momentos en que la policía entraba al lugar. Un fotógrafo de Reuters vio posteriormente que cuatro mujeres eran retiradas del inmueble, cubriéndose los rostros mientras las subían a vehículos policiales.
No hubo ningún comunicado atribuyéndose el último ataque que afecta a Reino Unido y Europa.

“Malinterpretación del Islam”
El Estado Islámico, que ha perdido territorio en Siria e Irak ante el avance de una coalición liderada por Estados Unidos, había enviado un mensaje en Telegram el sábado instando a sus seguidores a atentar con camiones, cuchillos y pistolas contra los “cruzados” durante el mes sagrado del Ramadán.
Los milicianos islamistas han llevado a cabo ataques en Europa, Oriente Medio, África, Asia y Estados Unidos en los últimos dos años.
“Creemos que estamos experimentando una nueva tendencia en la amenaza que afrontamos, ya que el terrorismo alimenta el terrorismo”, dijo May.
“Los agresores se inspiran para atacar no sólo en complots cuidadosamente preparados (...) y ni siquiera en agresores solitarios radicalizados online, sino copiándose entre sí y a menudo usando los medios más crudos para atacar”, indicó. Añadió que la serie de ataques no está relacionada en términos de planificación y ejecución, pero que está inspirada en lo que llamó una “ideología única y malvada de extremismo islamista”.