Jueves, 23 Noviembre 2017

En Perú dicen que Sendero Luminoso ‘está controlado’

Escrito por  LIMA / Reuters Sep 13, 2017

El grupo rebelde Sendero Luminoso aún representa una amenaza a pesar de la captura de su máximo líder hace 25 años, porque sus remanentes operan ahora “al servicio exclusivo” del narcotráfico, dijo el martes el Gobierno de Perú.

El ministro de Interior, Carlos Basombrío, afirmó que el país no debe sobrevalorar el riesgo que encarna el movimiento que buscó imponer un Estado comunista a través de las armas, pero tampoco minimizarlo en momentos en que muchos rebeldes de ese grupo están saliendo de prisión tras cumplir sus condenas.
“Sendero Luminoso está estratégicamente derrotado, pero sigue siendo una amenaza para el país”, dijo Basombrío en una ceremonia en Palacio de Gobierno donde se condecoró a 86 ex miembros de inteligencia de la policía que apresaron en 1992 al líder rebelde Abimael Guzmán y a otros cabecillas.
La excarcelación el miércoles de una bailarina de ballet que escondió a Guzmán renovó temores de un rebrote de violencia, en un país que aún no cura las heridas tras una guerra interna que dejó 69.000 muertos y desaparecidos.
Los remanentes del Sendero Luminoso se han acantonado en un área andina y montañosa en el centro de Perú llamada VRAEM (Valle del Río Apurimac, Ene y Mantaro), donde se cultiva el 75 por ciento de la hoja de coca del país sudamericano.
“Casi se podría decir (que los remanentes del grupo rebelde están) al servicio exclusivo del narcotráfico, siguen en el VRAEM matando policías y soldados para facilitar el curso de la droga”, expresó Basombrío en un discurso leído.
La semana pasada una columna rebelde mató a tres policías en una emboscada en el VRAEM, en “venganza” porque los agentes participaron en agosto en un decomiso de insumos químicos que usan los narcos para elaborar cocaína, según el Gobierno.
El presidente Pedro Pablo Kuczynski pidió en la ceremonia trabajar para derrotar las ideologías extremistas. “Queremos que el VRAEM sea una zona de agricultura y prosperidad, no una zona de narcotráfico y de terror como lo sigue siendo lamentablemente hoy en día”, señaló.
Maritza Garrido Lecca
La danzarina peruana Maritza Garrido Lecca mantuvo hoy su mutismo ante la prensa, aislada en un hotel de la ciudad de Casma, a 370 kilómetros al norte de Lima, tras salir en libertad al término de su condena a 25 años de cárcel.
Eduardo Garrido, hermano de la bailarina condenada por mantener oculto al jefe del grupo Armado Sendero Luminoso Abimael Guzmán, acudió a recogerla en auto y, en vez de llevarla al sur, rumbo a Miraflores, tomo el sentido contrario y no se detuvo hasta llegar a Casma, perseguido por decenas de periodistas.
La excarcelada protagonizó hasta esta madrugada una virtual fuga del asedio de los reporteros que la esperaban a su salida del presidio Ancón II, en la zona norte de Lima, que se aprestaban a continuar la desmesurada cobertura con equipos instalados en la casa de la madre de Garrido Lecca, en el municipio de Miraflores.
Una vez en la ciudad portuaria norteña, a las cuatro de la madrugada entraron al parqueo de un hotel que tras de ellos cerró sus puertas, manteniéndolos a cubierto del implacable asedio de los reporteros.
El despliegue de la prensa se caracterizó por una campaña política y mediática que promueve el temor a la libertad de quien describen como una amenaza terrorista y un anuncio del supuesto resurgir de Sendaro Luminoso, cuyo jefe Guzmán, ordenó a sus huestes dejar las armas, tras su captura, hace 25 años.
Pese a haber conseguido despistar a los periodistas, la recién liberada sigue afrontando un cerco de reporteros en el hotel Las Poncianas de Casma, con comentarios que parecen promover el rechazo de la población y de los dueños del hotel a su inesperada huésped.
El parlamentario progresista Marco Arana señaló que es falso que una sola persona pueda amenazar a un país y negó también que Sendero Luminoso sea una amenaza.