Martes, 21 Noviembre 2017

EEUU: la NSA tiene trabas investigando una fuga de datos

Escrito por  EEUU / RT Nov 15, 2017

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA), el organismo de Inteligencia más grande y secreto de EE.UU., lleva 15 meses sin poder recuperarse de la mayor fuga de datos de su historia y sin lograr identificar a los culpables, según se desprende de un nuevo artículo de The New York Times.

En agosto de 2016, un grupo de ‘hackers’ conocido como ‘The Shadow Brokers’ declaró que había robado numerosas armas cibernéticas de la NSA, es decir, los programas maliciosos que utilizan los propios agentes para labores de ciberespionaje.
Las costosas herramientas fueron primero puestas a la venta a las entidades que estuvieran interesadas y fueron luego publicadas en acceso abierto.
Según el artículo, la filtración de las armas cibernéticas “ha dañado la moral” de la agencia, ha ralentizado las operaciones de Inteligencia y ha resultado en ataques de piratería contra empresas y civiles en todo el mundo.

La caza del topo
En más de un año de la investigación, los servicios especiales aún no han podido establecer quién estuvo detrás de la fuga: si los ‘hackers’ piratearon el sistema de la NSA o si los datos fueron robados o filtrados accidentalmente por algún empleado de la agencia.
Fuentes de The New York Times cercanas a la NSA revelan que “la caza del topo” -la investigación interna para buscar al posible delator- ya ha afectado a muchos empleados, creando “un ambiente de sospecha y ansiedad” en el interior de la agencia.
“Es un desastre en múltiples niveles”, se lamentó Jake Williams, un experto en ciberseguridad que trabajó anteriormente en la NSA. Según Williams, “es vergonzoso” que las personas responsables de la fuga aún “no hayan sido llevados ante la justicia”.

Lo más leído hoy