Domingo, 25 Febrero 2018

Rusia reclama alejar las armas de destrucción masiva de terroristas

Escrito por  Naciones Unidas / PL Ene 19, 2018

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, pidió hoy en el Consejo de Seguridad más esfuerzos para impedir que armas de destrucción masiva lleguen a las manos de grupos terroristas.

El canciller abogó por la creación de un nuevo instrumento jurídicamente vinculante dirigido a combatir actos de violencia terrorista y violencia química, mientras Occidente prefiere hacerse de la vista gorda en ese asunto, apuntó.
Lavrov destacó todo lo logrado con el acuerdo sobre el programa nuclear de Irán (Jcpoa, según sus siglas en inglés) y exhortó a otros países a sumarse a ese plan de acción conjunta.
La mayoría de la comunidad internacional considera que el Jcpoa contribuyó en gran medida a la no proliferación y no podemos dejar que este mecanismo fracase como resultado de un intento unilateral, dijo en referencia a la presión de Estados Unidos.
Queremos proponer una hoja de ruta para solucionar de forma pacífica esa cuestión y abordar las amenazas y riesgos que representan las armas de destrucción masiva en Oriente Medio, reiteró.
A juicio del canciller ruso las disposiciones del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares están muy lejos de avanzar en la plena erradicación de esos dispositivos, por ello el gobierno de Moscú no lo ratifica.
Si bien abrazamos el objetivo de un mundo libre de armas nucleares, las medidas unilaterales en las que se basa ese tratado deben ser erradicadas, dijo y ratificó el Tratado para la prohibición de ensayo nucleares.
La representante permanente de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, criticó la actuación de Rusia y la acusó de apoyar el terrorismo en Siria.
Según indicó Haley en el Consejo de Seguridad el programa nuclear de la República Popular Democrática de Corea constituye ahora la principal amenaza para las naciones y ciudadanos del mundo.

Naciones Unidas
El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, reiteró hoy su preocupación ante el riesgo creciente que representan las armas nucleares y demandó más apoyo para las iniciativas diplomáticas dirigidas a erradicarlas.
A pesar de los esfuerzos del Consejo de Seguridad, esta amenaza sigue existiendo y parece ganar fuerza, de hecho, las ansiedades mundiales al respecto resultan las más elevadas desde la Guerra Fría, señaló.
Según Guterres, la situación en la Península Coreana es el desafío de paz y seguridad más tenso y peligroso en el mundo de hoy.
El diplomático portugués dijo sentirse profundamente alarmado por el creciente riesgo de confrontación militar y las consecuencias inimaginables que resultarían de ello.
Frente a ese panorama, celebró la reapertura de los canales de comunicación intercoreanos y la posibilidad de un diálogo sincero.

Lo más leído hoy