El SPD alemán nombra nuevo jefe tras caer a nivel histórico más bajo

Escrito por  Berlín / PL Feb 14, 2018

Tras la dimisión de Martin Schulz como presidente del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), el hasta entonces vicepresidente Olaf Scholz debe asumir el cargo provisionalmente, según decidió hoy la dirección de la organización.

El comité ejecutivo nombró este martes a Scholz, con el argumento de que se trata ‘del decano entre los vicepresidentes’ del SPD.
Un congreso extraordinario del SPD debe votar el 22 de abril por un sucesor definitivo de Schulz, quien decidió sorpresivamente dejar el cargo la semana pasada.
A la par, la dirección del partido designó para el puesto de la presidencia del SPD a la actual jefa de su bancada en el parlamento, Andrea Nahles.
La diputada sería la primer mujer a la cabeza del partido en los 150 años que lleva de existencia la agrupación socialdemócrata en Alemania.
La decisión de hoy debe poner fin a un debate interno sobre una serie de controvertidas decisiones de plantilla que dañaron gravemente la imagen del partido. Mientras, el SPD sigue un descenso en picada en las encuestas, según datos presentados por el instituto de sondeos Insa.
Tras obtener recientemente un 19 por ciento de apoyo electoral, los socialdemócratas ni siquiera lograron un 17 por ciento de la intención de voto, conforme a la encuesta divulgada este martes.
El semanario Der Spiegel (El Espejo) explicó la caída del SPD con ‘los conflictos sobre la formación de un nuevo gobierno, los ataques de Sigmar Gabriel (el actual ministro de Relaciones Exteriores) contra la dirección del partido.
Asimismo se asociaron la dimisión de Martin Schulz como presidente del SPD y el debate sobre su sucesora designada Andrea Nahles.
De acuerdo con el sondeo de Insa, el SPD lograría apenas un 16,5 por ciento de los votos de celebrarse hoy las elecciones.
Ello significa que el SPD cayó en tres puntos en el transcurso de un solo mes.
Mientras, la Unión Democristiana de la canciller federal, Angela Merkel, obtuvo solamente 29,5 por ciento de la intención de voto, quedando por primera vez por debajo de la marca de 30 por ciento.
‘La gran coalición (entre el SPD y la CDU) nunca ha sido tan impopular’, destacó el presidente del instituto Insa, Hermann Binkert.
El partido de Los Verdes aumentó su resultado en medio punto a 13 por ciento.
La derechista y populista Alternativa para Alemania sigue apuntando a un resultado bueno con 15 por ciento de las preferencias.
El Partido de Izquierda (Die Linke) y el liberal Partido Democrático Libre se mantienen estables con 11,5 y 10,5 por ciento, respectivamente.