EEUU condiciona reunión con Corea del Norte

Escrito por  WASHINGTON / Reuters Mar 10, 2018

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no se reunirá con el líder norcoreano Kim Jong Un a menos que Pyongyang emprenda “acciones concretas”, dijo el viernes la Casa Blanca al enfrentar críticas por aceptar conversaciones que darían a Corea del Norte legitimidad internacional.

“El presidente no tendrá la reunión si no ve pasos concretos y acciones concretas por parte de Corea del Norte, por lo que el presidente realmente obtendrá algo”, dijo la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders en una conferencia de prensa.
Sanders no especificó las acciones que Corea del Norte debe realizar, y un funcionario de la Casa Blanca aclaró más tarde que la portavoz no intentaba establecer nuevas condiciones para las conversaciones con Kim.
Pero los comentarios fueron una señal de que el final en la disputa entre ambos países sobre el programa de armas nucleares de Corea del Norte no es inminente. Estados Unidos ha dicho por largo tiempo que desea conversaciones que apunten a que Pyongyang abandone sus programas nuclear y de misiles.
Las esperanzas de un avance con Corea del Norte aumentaron el jueves cuando Trump dijo que se preparaba para sostener una reunión sin precedentes con Kim.
Ambos líderes provocaron temores en todo el mundo el año pasado, al enfrascarse en un intercambio cada vez más belicoso de insultos por los intentos de Pyongyang de desarrollar un arma nuclear capaz de alcanzar Estados Unidos, en desafío a las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
No obstante, la tensión empezó a enfriarse con los Juegos Olímpicos de Invierno.
En declaraciones efectuadas en Washington el jueves tras informar a Trump de la reunión celebrada esta semana entre Kim y funcionarios surcoreanos, el jefe de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, dijo que Trump accedió a reunirse con el líder norcoreano en mayo.
Kim “se comprometió con la desnuclearización” y una suspensión de sus pruebas nucleares y de misiles, dijo Chung.

¿Ganando tiempo?
Un funcionario de alto rango del Departamento de Estado dijo que las conversaciones sólo serían una discusión preliminar para sostener futuros encuentros. Pero la repentina decisión de Trump de reunirse con Kim sorprendió incluso a funcionarios de su propio Gobierno.
Los comentarios de Sanders parecieron apuntar a las críticas en Estados Unidos de que Trump dio un paso en falso al aceptar las conversaciones, otorgando así a Pyongyang la legitimidad internacional que busca pero sin obtener ninguna gran concesión de Corea del Norte.
“El Gobierno debe ir a cualquier reunión con el plan para asegurarse que las negociaciones con Kim Jong-un produzcan resultados reales, no una operación fotográfica que le otorgue legitimidad al régimen asesino de Corea del Norte”, dijo el senador Mark Warner, vicepresidente de la Comisión de Inteligencia del Senado.
Algunos funcionarios y expertos temen que Pyongyang pueda ganar tiempo para construir y refinar su arsenal nuclear si alarga las conversaciones con Washington. No se ha anunciado un lugar o fecha para la cumbre, que se espera se realice en mayo.
Una reunión entre Kim y Trump sería un gran giro luego de un año en el que Corea del Norte realizó varias pruebas de misiles consideradas como provocadoras por Washington, y tras un duro intercambio de insultos entre ambos líderes.
Mientras, el presidente chino Xi Jinping dijo en una llamada telefónica a Trump que aprecia su deseo de resolver el asunto políticamente, reportó la prensa estatal. Xi “espera que Estados Unidos y Corea del Norte comiencen sus contactos y su diálogo lo antes posible y se esfuercen por alcanzar resultados positivos”, dijo el reporte.
La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que “ante a una posible reunión, uno puede ver que una respuesta internacional cohesionada, puede generar destellos de esperanza”.