“Sigan gritando y no se dejen anestesiar”

Escrito por  CIUDAD DEL VATICANO/Reuters Mar 26, 2018

El Papa Francisco, en el comienzo de los servicios religiosos de Semana Santa, instó el domingo a los jóvenes a seguir gritando y no permitir que las generaciones mayores silencien sus voces o anestesien su idealismo.

El líder de la Iglesia Católica encabezó un largo y solemne servicio de Domingo de Ramos antes decenas de miles de personas congregadas en la Plaza San Pedro, muchas de ellas jóvenes que participaban de la Jornada Mundial de la Juventud.
Portando una rama de palma entretejida conocida como “palmurello”, Francisco lideró una procesión para conmemorar el día en que la Biblia dice que Jesús llegó a Jerusalén y fue saludado como un salvador, solo para ser crucificado cinco días después.
Trazando paralelismos bíblicos, Francisco alentó a los jóvenes a no dejarse manipular. “La tentación de silenciar a los jóvenes siempre ha existido”, señaló durante la homilía.