Sergei Karpukhin Sergei Karpukhin Reuters

14 países de la Unión Europea y Canadá expulsan a diplomáticos rusos por el caso Skripal

Escrito por  RT Mar 26, 2018

Este 26 de marzo 14 Estados miembros de la UE han decidido expulsar a diplomáticos rusos del territorio de sus respectivos países en consonancia con las medidas adoptadas por el Reino Unido en el marco del caso Skripal, ha anunciado en su cuenta de Twitter el ex primer ministro de Polonia y actual presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

"No se descartan medidas adicionales, que incluyan más expulsiones en los próximos días, semanas", ha añadido Tusk.

Alemania, Polonia y Francia han confirmado que cada país expulsará a cuatro diplomáticos rusos en relación con el caso Skripal. La República Checa, por su parte, ha decidido expulsar a tres diplomáticos rusos.

Lituania anuncia que expulsará a tres, mientras que Letonia expulsará a otro. Estonia, por su parte, anuncia la expulsión del agregado militar de la Embajada rusa en el país báltico.

Dinamarca, así como los Países Bajos e Italia, han optado por expulsar del país a dos funcionarios rusos cada uno. El presidente de Ucrania, Piotr Poroshenko, ha anunciado por su parte, que Kiev expulsa a 13 diplomáticos rusos.

Medidas similares ha decidido tomar Canadá, que ha anunciado la expulsión de cuatro diplomáticos rusos por el mismo motivo.

La semana pasada, el Consejo Europeo adoptó una declaración sobre el caso Skripal en la que afirmaba compartir "la evaluación del Gobierno del Reino Unido", que considera "muy probable" que Rusia fuera la responsable del ataque, en el sentido de que "no hay una explicación alternativa plausible". "Mantenemos una solidaridad incondicional con Reino Unido frente a este grave desafío a nuestra seguridad compartida", reza la declaración.

En respuesta, Moscú denunció que "la formulación empleada por la UE, que atribuye a Rusia la responsabilidad de lo ocurrido solo a partir de que no hay otra explicación alternativa verosímil, constituye otra acusación infundada contra nosotros". Según el Ministerio de Exteriores ruso, la UE "prefirió seguir el curso de la nueva campaña antirrusa lanzada por Londres y sus aliados transatlánticos con el objetivo evidente de poner un obstáculo más a la normalización de la situación en el continente europeo".

El 4 de marzo de 2018, el ex doble agente ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia fueron envenenados con un agente nervioso en el territorio británico, un hecho que Londres atribuyó a Moscú sin presentar pruebas al respecto. Pese a que Londres asegura que el agente tóxico Novichok, supuestamente utilizado contra Skripal, fue "producido en Rusia", hay razones para creer que el propio Reino Unido tiene la fórmula química de esta sustancia, por lo cual podría haber sido producido en el propio territorio británico.

El caso Skripal desató una crisis diplomática entre ambas naciones, con la expulsión de 23 diplomáticos rusos de Reino Unido y la pronta adopción de posibles medidas análogas por parte de Rusia, que ofreció su cooperación en la investigación a pesar de la negativa de la parte británica.