La Suprema Corte de México tiene agendado discutir la próxima semana un punto clave de la reforma de telecomunicaciones que prohíbe al gigante del sector América Móvil cobrar a sus rivales por conectar las llamadas telefónicas de sus clientes a su red.