Lunes, 20 Noviembre 2017

Es necesario trabajar más para desbloquear las conversaciones del Brexit, dijo el viernes Theresa May, luego de que la Unión Europea repitiera el plazo para que Reino Unido avance en un acuerdo para determinar el monto que tendrá que pagar por el divorcio y en el tema fronterizo con Irlanda.

Gran Bretaña está acelerando los preparativos para “todas las eventualidades” cuando deje la Unión Europea, pero ambas partes esperan que se llegue pronto a un acuerdo sobre intensificar las negociaciones para deshacer más de 40 años de asociación.

La canciller alemana Angela Merkel dijo el viernes que la Unión Europea sólo aprobaría entrar en la siguiente fase de las negociaciones por el Brexit en diciembre si Gran Bretaña brindaba garantías específicas sobre su disposición a cancelar sus obligaciones financieras con el bloque.

Disculpándose por perder la mayoría de su Partido Conservador en una elección en junio, la primera ministra británica, Theresa May, respondió a sus críticos el domingo diciendo que tiene la estrategia correcta para dirigir al país y conseguir un acuerdo de “Brexit”.

El Gobierno de Reino Unido y la Unión Europea (UE) iniciarán mañana lunes una nueva ronda de negociaciones sobre la salida británica, o Brexit, donde debatirán recientes propuestas de la primera ministra, TheresaMay, confirmó hoy una fuente oficial.

La primera ministra británica, Theresa May, pidió el viernes que Reino Unido siga en el mercado único de la Unión Europea (UE) durante la transición de unos dos años para salir del bloque, y al mismo tiempo ofreció concesiones para un acuerdo de divorcio y apeló a la reactivación de las negociaciones del Brexit.

Reino Unido pondrá fin a la libre circulación de trabajadores inmediatamente después del Brexit e introducirá medidas para reducir el número de emigrantes de la Unión Europea poco calificados, señaló un documento gubernamental filtrado y publicado el martes por el diario The Guardian.

El jefe negociador de la Comisión Europea para el Brexit, Michel Barnier, dijo el jueves que no se habían logrado “progresos decisivos” tras la tercera ronda de negociaciones con Reino Unido en Bruselas.

Reino Unido dijo que desea un acuerdo aduanero interino con la Unión Europea después del Brexit para permitir el tránsito más libre posible de bienes, pero también exigirá el derecho de negociar otros pactos comerciales, en un potencial obstáculo en las negociaciones de divorcio con el bloque.

La salida de Reino Unido de la Unión Europea será el mayor desastre para el país desde la Segunda Guerra Mundial, dijo el miércoles el ex jefe de personal del ministro para el Brexit David Davis, pidiendo un nuevo movimiento político contrario al divorcio del bloque.