Los gobiernos de la Unión Europea acordaron el lunes un plan de negociación común frente al Brexit y mantuvieron su postura de que no abrirán las conversaciones sobre un acuerdo comercial posterior a la salida británica del bloque hasta que Londres resuelva cómo saldará sus cuentas con la UE.

Reino Unido está preparado para marcharse de las conversaciones de divorcio con la Unión Europea sin un acuerdo, dijo el domingo el ministro británico para el Brexit, aunque hizo hincapié en que pensaba que lo más probable es que se alcance un consenso.

La Primera Ministra británica Theresa May dijo el domingo que las conversaciones de divorcio con la Unión Europea serán difíciles, respondiendo a la dura posición tomada por los líderes de la UE sobre las próximas negociaciones para el Brexit.

Los líderes de la Unión Europea apoyarán un riguroso conjunto de términos de divorcio para Gran Bretaña en la cumbre que se celebra el sábado, 

El presidente francés, François Hollande, mostró hoy en esta capital su preocupación por el Brexit o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Miles de personas marcharon el sábado en Londres en protesta por la salida de Reino Unido de la Unión Europea, cuatro días antes de que la primera ministra, Theresa May, inicie el proceso formal de divorcio con el bloque europeo al que se unió hace 44 años.

La primera ministra Theresa May activará el proceso del “Brexit” el 29 de marzo al invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, en lo que será la notificación formal de la intención de Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

El gobierno británico rechazó hoy la celebración de un nuevo referendo de independencia en Escocia, al considerar que este causaría división y una gran incertidumbre económica en el país.

La “pura intransigencia” del Gobierno británico por el “Brexit” podría llevar a un segundo referendo sobre la independencia de Escocia, dijo el martes la jefa del Gobierno escocés.

El ex primer ministro británico Tony Blair instó a los votantes, empresarios y a activistas, a unirse y apoyar un esfuerzo coordinado para suavizar la salida de Reino Unido de la Unión Europea, o incluso cancelar la decisión, afirmando que representa una amenaza para el país.